La Ruta BBVA se despidió de Colombia

La trigésima edición de la Ruta BBVA concluyó el miércoles en Bogotá, después de una gran fiesta musical celebrada la víspera en la capital, que puso punto final a dieciocho días de recorrido por tierras colombianas.

Todos los expedicionarios (ruteros, monitores, organización y prensa) disfrutaron de una cena y el posterior concierto del grupo Chocquibtown, en un ambiente que mezclaba la alegría de la fiesta y la tristeza de la despedida.

Los 171 ruteros de 21 países regresan este miércoles a sus lugares de origen después de más de un mes de convivencia, que comenzó el pasado 25 de julio en Madrid y que se cierra hoy.

Todos ellos recibieron ayer, en la previa de la fiesta de despedida, los diplomas acreditativos de su participación en la trigésima edición de este programa académico-cultural creado en 1979 por el periodista y aventurero español Miguel de la Quadra-Salcedo.

Posteriormente la potente puesta en escena de Chocquibtown, con su música que mezcla ritmos como la salsa o el hip hop, hizo que todos los expedicionarios disfrutaran de una auténtica celebración como colofón al viaje.

Bajo el lema "Aventura en el país de las esmeraldas. La ruta mágica de las piedras verdes", la edición 2015 de la Ruta BBVA ha recorrido tierras de España y Colombia combinando historia, cultura, medioambiente, emprendimiento social y aventura.

Los expedicionarios vivieron dos recepciones oficiales: una en Madrid, con el rey Felipe VI, cuyo padre fue el impulsor inicial del proyecto, y otra en Bogotá, ayer, con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

En España conmemoraron la segunda parte del Quijote en coincidencia con el cuarto centenario de su publicación (1615) y los 500 años del nacimiento de Santa Teresa, y cubrieron varias etapas del Camino de Santiago, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1993.

La figura del escritor y periodista colombiano Gabriel García Márquez fue el hilo conductor de la primera parte del recorrido colombiano, pues Cartagena de Indias, Santa Marta y Aracataca, escenarios de su vida y obra, fueron paradas del mismo.

Dos caminatas muy exigentes, la ascensión a Pueblito, en el Parque Nacional Tayrona, y el cruce del cañón del Chicamocha, completaron la parte dedicada a la aventura dentro de este programa educativo.

Las ciudades coloniales de Barichara y Villa de Leyva, y la visita a la capital, Bogotá, completaron el recorrido colombiano.

Acerca del Autor