La UE se plantea crear campos de refugiados

El debate de los quince apunta a resolver la demanda de asilo allende sus fronteras...

Los ministros de Justicia e Interior de la UE debatirán la próxima semana, en una reunión informal, una polémica propuesta para la creación, fuera del territorio de la Unión, de campos de refugiados para ciertos demandantes de asilo, idea que apoyan Alemania, Austria, Italia y Reino Unido.



Esta idea, que fue planteada por el Reino Unido el pasado año y rechazada por los Quince, fue retomada recientemente por el ministro alemán de Interior, Otto Schily, y se discutirá por primera vez en el Consejo informal que se reunirá en Scheveningen (La Haya) el jueves y viernes de la próxima semana.



Según explicaron fuentes de la UE, esta cuestión será el punto central del debate de los ministros, en el que participará, a través de una videoconferencia, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Ruud Lubbers.



Además de los apoyos de esos cuatro países, la idea tampoco es mal vista por Holanda, país que ocupa este semestre la presidencia de turno de la UE y que ha introducido la cuestión a debate para la reunión de los ministros.



En el texto elaborado por la presidencia para la discusión, se destaca que podría ser posible, en el marco de la segunda fase de la política de asilo común europea, establecer un sistema para procesar categorías específicas de demandantes de asilo, como son los de ciertos países de origen o los inmigrantes clandestinos interceptados en el mar.



Se crearía una oficina europea, para 2010, para las cuestiones relativas al sistema de asilo común de la UE. Asimismo apunta la posibilidad de, mientras se debate la cuestión, llevar a cabo proyectos pilotos coordinados por los Estados miembros, la Comisión Europea y ACNUR, cofinanciados con fondos comunitarios.



Problemas jurídicos



Sin embargo, este planteamiento tiene grandes problemas desde el punto de vista jurídico, especialmente en lo que se refiere a la jurisdicción de la UE en otros territorios o en quién tiene derecho a recibir el estatus de refugiado, según las mismas fuentes.



Por su parte, la Comisión Europea considera que los demandantes de asilo son una minoría, con un claro descenso en las cifras de peticiones, que han vuelto al nivel de 1997.



Igualmente, los inmigrantes interceptados en el mar suponen apenas el 20% de la inmigración ilegal en su conjunto, explicaron a EFE fuentes comunitarias.



Además, resaltan que en la cuestión de la inmigración clandestina la UE no cuenta con instrumentos jurídicos para actuar fuera de sus fronteras, por lo que se trata de una competencia de los Estados.



Por ello, la Comisión aboga por reforzar la capacidad de acogida de los países terceros y hacer un enfoque de la cuestión en colaboración con esos Estados implicados.



Un caso claro al que podría afectar todo este planteamiento es el de Libia, país de procedencia de numerosos inmigrantes ilegales que llegan a Italia, pero con el que es difícil acuerdos desde la UE ya que no ha firmado la Convención de Refugiados de 1951.



Acerca del Autor