Las Farc dispuestas a reunirse con diputados norteamericanos

La guerrilla de las Farc aceptó reunirse con los congresistas demócratas de Estados Unidos que se han declarado favorables a un acuerdo humanitario sobre rehenes, dijo el responsable internacional del grupo, “Raúl Reyes”, en una entrevista divulgada hoy en Internet.


El jefe insurgente aseguró que en las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) “sí estamos dispuestos a reunirnos con el congresista estadounidense Sam Farr” y los otros cuatro legisladores que se ofrecieron para acompañar las negociaciones de un acuerdo de canje.


Pero “Raúl Reyes”, alias de Luis Édgar Devia, condicionó el encuentro a la retirada de la Fuerza Pública de Florida y Pradera, localidades del suroeste del país que los rebeldes han exigido como sede para un diálogo con el gobierno del presidente Álvaro Uribe.


“La circunstancia de que el Estado y el gobierno de los Estados Unidos consideren terroristas a las Farc nos obliga plantear la reunión con ellos en zona desmilitarizada”, explicó el jefe de la llamada Comisión Internacional rebelde en declaraciones divulgadas en la web.


Reyes dijo que sólo en un espacio sin tropas “se podrá intercambiar con ellos (los estadounidenses) sobre este tema y todos los demás de interés de las partes”.


“Indudablemente son muchos los temas de tratar con visión de futuro entre ellos y nosotros”, agregó el portavoz rebelde.


Farr y otros seis legisladores estadounidenses escribieron a mediados de pasado marzo a los titulares de las cancillerías de España, Francia y Suiza para ofrecerles su respaldo como facilitadores de una eventual negociación humanitaria en Colombia.


Los tres países conforman una comisión autorizada por Uribe para que establezca un puente que les permita al gobierno y a los rebeldes asumir la negociación del acuerdo al que los segundos han supeditado la puesta en libertad de 57 rehenes, algunos en cautividad desde hace casi diez años.


Los cautivos son miembros de la Fuerza Pública, políticos -entre ellos la ex candidata presidencial independiente Íngrid Betancourt, también de nacionalidad francesa- y extranjeros (tres estadounidenses).


Las FARC pretenden canjearlos por medio millar de rebeldes presos, incluidos dos que Uribe entregó en extradición a Estados Unidos.


La negativa del jefe de Estado colombiano a desmilitarizar el territorio exigido por los rebeldes ha impedido la apertura de las negociaciones.

Acerca del Autor