Laura Bush está en campaña

La primera dama de los Estados Unidos quiere proteger a las mujeres de males cardíacos

Washington, 24 mar.- La Primera Dama de EEUU, Laura Bush, se ha puesto al frente de una campaña para combatir la ignorancia, que ella misma reconoció, respecto a la amenaza de las enfermedades cardíacas sobre las mujeres.



"Ni yo sabía que los problemas cardíacos son la causa número uno de muerte entre las mujeres. Como todo el mundo, suponía que era el cáncer" (de mama), señaló hoy en una entrevista para el programa "Larry King Live" de la cadena de televisión CNN.



La esposa del presidente de EEUU, George W. Bush, manifestó que recibió una llamada telefónica del Instituto Nacional de Cardiología, del Pulmón y de la Sangre para que participara en la campaña de prevención y sólo entonces tomó conciencia de la gravedad del problema.



Añadió que le sorprendió porque es especialmente aficionada a leer las noticias sobre la salud y "me di cuenta de que si yo no sabía eso, probablemente la mayoría de las mujeres estadounidenses también lo ignoraban".



Según la Sociedad Nacional de Cardiología, las enfermedades cardiovasculares fueron la causa principal de muerte en Estados Unidos.



En 2002 se calculaba que casi 60 millones de personas (1 de cada cuatro) sufrirían algún problema cardíaco, la mayor parte debido a un aumento de la presión sanguínea.



En un 57 por ciento de los hombres y en un 64 por ciento de las mujeres que murieron debido a un problema cardíaco, no se advirtieron síntomas de la enfermedad, según esas cifras.



"Todos pensamos que las enfermedades cardíacas son un mal propio de los hombres", manifestó Laura Bush.



Añadió que el problema es todavía mayor para las mujeres porque para ellas los síntomas pueden ser muy diferentes.



"Piensan que es ansiedad o indigestión, o cualquier otra cosa, y por ello es que tardan en ir a un hospital. Y eso significa que el daño que sufren es mayor", indicó.



"Las mujeres pueden sufrir una molestia en la mandíbula o en los hombros y no el dolor acuciante de los hombres", indicó.



En el marco de la campaña, Laura Bush ha viajado por todo el país para advertir a las mujeres sobre la gravedad y recomendarles que acudan al médico si tienen algún síntoma.



La ex maestra y ex bibliotecaria, manifestó que, sin embargo, las enfermedades cardíacas se pueden prevenir, en muchos casos mediante un cambio en el estilo de vida.



"La obesidad es un síntoma de riesgo cardíaco; fumar, evidente que es uno de los principales peligros, y la presión alta y la diabetes son factores", dijo.



"Hay que tratar la presión sanguínea, hay que perder peso, hacer ejercicios", agregó.



EFE

Acerca del Autor