Lexus RX330 2006: Un SUV pionero del crossover que se mejora para mantener su liderazgo

Esta máquina de lujo de la casa japonesa tiene todo el equipamiento que usted se pueda imaginar y más

¿Quién dijo que no se puede tener en un SUV elegancia, suavidad y potencia al mismo tiempo? ¿Todo en un mismo paquete? Siiiii... todo Pues Lexus, con su RX330 del 2006 prueba que eso y más no sólo es posible, sino que se convierte en un hecho contundente que le entrega a este modelo una personalidad única. Diferente a mucho de lo que rueda por allí. Su suavidad de desplazamiento supera cualquier estándar de la categoría y puede incluso retar a muchos autos normales.



Esta máquina de lujo de la casa japonesa tiene todo el equipamiento que usted se pueda imaginar y más, pero antes de tratar de hacer ese listado, les comento que en materia de diseño exterior sigue guardando la línea estilizada de sus predecesores, para seguir fiel a un estilo que ha sido imitado por algunos competidores.



No podemos olvidar que con la serie RX, Lexus fue pionera en hacer el verdadero crossover de los SUV al montar su mediano tamaño en una plataforma de automóvil en lugar de una de camioneta, como se venía haciendo hasta ese momento, ganando en versatilidad y manejo frente a la ‘rigidez’ de las grandes carrocerías, pero teniendo mayor capacidad de carga y arrastre que un auto normal, mientras que su rodaje sobre superficies destapadas es más suave. Se podría decir que es inmune a los ruidos externos.

Con el dispositivo adecuado la RX 330 es capaz de remolcar hasta 3,300 libras si es que la exigen, pero claro que esa no es la función principal para un vehículo de su categoría.



Su ‘corazón guerrero’ es un motor de 3.3 litros V6 de 24 válvulas, que despliega 223 caballos de fuerza y 237 libras pie de torsión, ayudado por una transmisión automática de cinco velocidades que además dispone de un switch para conducción en condiciones de nieve.



Este Lexus ofrece algunos adelantos tecnológicos que son para disfrutar: faros que giran sobre un eje para ayudar al conductor a ver alrededor de las esquinas, una cámara fotográfica montada en la parte trasera que permite ver a través de la pantalla sensible al tacto del sistema de navegación lo que hay detrás del carro cuando se está retrocediendo, un sistema de teléfono sin manos activado por voz que se conecta sin cables a un aparato con tecnología Bluetooth, el control de travesía que se puede ajustar fácilmente cuando se producen cambios en el tráfico y un sunroof gigante. Aún más importante, viene equipado con lo más novedoso en equipos de seguridad, incluyendo siete bolsas de aire.



Este 5 puertas —se me olvidaba mencionar que la trasera se puede abrir y cerrar con sólo pulsar un botón del control remoto— tiene un interior totalmente lujoso, espacioso y muy acogedor. Su tapicería es en ese tipo de cuero suave que hace placentero cualquier viaje y los detalles en madera convenientemente distribuidos realzan aún más su elegancia.



Las sillas delanteras son accionadas eléctricamente y pueden ajustarse en ocho posiciones distintas, aparte de que pueden ser calentadas cuando las condiciones lo ameriten. Todas las ventanas suben y bajan automáticamente. Tiene equipo de aire acondicionado dual, sistema de sonido premium, butaca trasera que se puede rodar y reclinar en sus diferentes segmentos 40/20/40, columna del volante que baja y se recoge automáticamente para facilitar la entrada y salida del conductor, comandos de voz, teléfono y sonido integrados en el volante, además de ajustes personalizados para dos conductores diferentes.



En su pantalla sensible al tacto montada en el panel central se despliega toda la información concerniente al sistema de aire acondicionado, el equipo de sonido —que tiene AM/FM cassetera y CD player con ocho parlantes—, la computadora del viaje, la temperatura exterior y el reloj. Allí también se digitan los números telefónicos, si es necesario.



El espacio se termina, pero todavía queda para mencionarles que este RX330 tiene un costo de 44 mil 353 dólares y que su consumo de combustible es de lo mejor: 19 y 25 millas por galón, dependiendo de si es en la ciudad o fuera de ella.

Acerca del Autor