Lisa Nowak, voló bien bajo

Lisa Nowak, que integró la tripulación del transbordador “Discovery” en julio del año pasado, fue acusada de tratar de secuestrar a una mujer a la que consideraba su rival por el amor de otro astronauta, tras hechos protagonizados en Orlando, Florida.


Nowak, de 43 años, casada con tres hijos y capitán de la Marina de EEUU, fue arrestada el pasado lunes después de viajar desde su hogar en Houston (Texas), hasta el aeropuerto Internacional de Orlando para confrontarse a su rival, identificada como Colleen Shipman.


Según dijo la policía, Nowak creía que Shipman mantenía una relación sentimental con el astronauta William Oefelein, piloto de la marina que integró la tripulación del “Discovery” en una misión a la Estación Espacial Internacional en diciembre del año pasado.


De acuerdo con la versión policial, Nowak llegó el lunes de la semana pasada al aeropuerto disfrazada con una peluca y un impermeable para esperar un vuelo desde Houston en el que debía llegar Shipman.


La astronauta siguió a la mujer hasta el estacionamiento de la terminal aérea armada con un cuchillo plegable, una pistola de aire comprimido, guantes de goma, bolsas de plástico y un dispositivo para lanzar gas pimienta.


Según el relato de Shipman a la policía, Nowak trató de introducirse en su auto. Al abrir la ventanilla recibió una sustancia que le causó pérdida momentánea de la visión. La policía vio a Nowak lanzar objetos a un contenedor de basura en el aeropuerto.


En declaración grabada, Nowak afirmó que sus contactos con Oefelein eran “algo más que una relación de trabajo, pero menos que una relación amorosa”.


En esa grabación, Nowak explicó que no tenía intención de dañar físicamente a Shipman y que sólo quería asustarla “para conversar con ella”.


En un registro del automóvil de Nowak, la policía encontró una carta que describe el amor de Nowak por Oefelein, mensajes de electrónicos de Shipman a Oefelein, así como recibos que señalan que pagó en efectivo su viaje desde Houston a Orlando, incluyendo su permanencia en un lugar de la zona.


AL OTRO LADO DE LA LEY


“Es un caso muy triste. Es una lástima que ahora (Nowak) se encuentre en el otro lado de la ley”, manifestó una portavoz del Departamento de Policía de Orlando.


Oefelein es soltero, pero según una biografía de la NASA, tiene dos hijos.


Un portavoz de la NASA en el Centro Espacial Johnson, en Houston (Texas), indicó que hasta el momento la condición de Nowak como astronauta de la agencia espacial estadounidense no ha cambiado.


“No deseo especular respecto de lo que ocurrirá después”, manifestó.


Agregó que la NASA no tiene normas que rijan las relaciones entre los astronautas. Si es declarada culpable de intento de secuestro, Nowak podría ser condenada a cadena perpetua, dijeron fuentes policiales.



Orlando Lizama

Acerca del Autor