BREAKING NEWS
Incinerar basura, una condena de 30 años que expertos mexicanos buscan evitar Raúl Estrada México, 14 jun (EFE).- La quema de 4.500 toneladas de basura al día durante 30 años en la Ciudad de México no solo violará las leyes nacionales de protección al medioambiente, sino convenios internacionales, advirtieron hoy expertos que rechazan una planta que tendrá esa misión. Y es que la Agencia de Gestión Urbana de Ciudad de México otorgó a Proactiva Medio Ambiente, del grupo francés Veolia, una licitación para que construya una planta de termovalorización que producirá electricidad para las 12 estaciones del Metro a partir de la quema de 4.500 de las casi 13.000 toneladas de basura que genera la urbe. La termovalorización consiste en descomponer los residuos orgánicos a través del calor y, con el vapor producido, generar energía eléctrica. Los desechos restantes de la incineración se pueden emplear en la industria de la construcción. Raúl Sergio Cuéllar, director técnico de desechos sólidos en Ciudad de México de 1997 a 2005, explica a Efe que el concepto termovalorización es un eufemismo para no llamar a la quema de basura por su nombre: incineración. “México firmó el Convenio de Estocolmo para frenar la incineración, entonces no puede aceptar tecnologías que generan sustancias altamente tóxicas, persistentes y bioacumulables como las dioxinas y los furanos, porque no hay manera de contenerlas”, señala Marisa Jacott, directora de la organización Fronteras Comunes. A través del Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, en vigor en México desde 2004, los países se comprometen a “poner fin a la incineración de desechos a cielo abierto y otras formas controladas de incineración”, incluida la de vertederos. Según Veolia, que opera 63 plantas de este tipo en todo el mundo, la termovalorización es un proceso que reduce los gases de efecto invernadero (GEI), controla las emisiones de dioxinas y furanos y es reconocido en Europa por su eficiencia energética. Estas plantas operan en muchas ciudades del mundo y “están sumamente controladas, vigiladas por las autoridades, para cumplir con todos los estándares y normas ambientales”, dice a Efe Federico Casares, director de Desarrollo de Negocios y Relaciones Institucionales de Veolia México. El jefe de la Agencia de Gestión Urbana de Ciudad de México, Jaime Slomianski, quien no estuvo disponible para ser entrevistado por Efe, también ha defendido esta tecnología y asegurado que está respaldada por resultados ambientales satisfactorios en Europa y Asia. Sin embargo, en enero de 2017 un documento de la Unión Europea advirtió que “la eliminación, ya sea en vertederos o mediante incineración con escasa o nula recuperación de energía, es habitualmente la opción menos favorable para reducir las emisiones de GEI”. Además de violar el Convenio de Estocolmo, organizaciones ambientalistas denuncian que la incineración de residuos atenta contra el derecho a un medioambiente sano garantizado por la Constitución, y viola normas sobre manejo de rellenos sanitarios y la emisión de sustancias peligrosas al ambiente. El director de Greenpeace México, Gustavo Ampugnani, asegura que tras el cierre del relleno sanitario del Bordo Poniente en 2011, el más grande de América Latina con una extensión de 721 hectáreas, se perdió la oportunidad de implementar un modelo de gestión basado en basura cero. “Lo dejaron pasar y hoy nos dicen: o mandamos la basura a quemar o se joden y la basura va a estar en las calles. El Gobierno de la Ciudad de México se está dando un tiro en el pie”, señala. Basura cero es un modelo de gestión de residuos sólidos urbanos que tiene como objetivo reducir la generación de basura y recuperar los materiales, en vez de eliminarlos. Ramón Ojeda Mestre, experto en derecho ambiental internacional, denuncia además que no hubo proceso de saneamiento del Bordo -que recibió 76 millones de toneladas de basura en el tiempo que operó (1985-2011)-, como estipula la norma sobre tratamiento de residuos sólidos urbanos. Ahí se construirá la planta de Veolia, la primera de este tipo en América Latina y que empezará a operar en 2020, violando además la norma sobre residuos peligrosos, la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos e incluso el Acuerdo de París, que fija las metas para reducir la emisión de GEI. “Si de todo eso no nos hacen caso aquí, iremos a tribunales internacionales y desde luego que nos lo van a conceder, va a quedar México en ridículo”, advierte Ojeda sobre los planes de los grupos ambientalistas para echar atrás el contrato para la construcción, operación y mantenimiento de esa instalación durante los próximos 33 años.

Lo que usted debe saber sobre grúas o remolques

Por varios años consecutivos, las quejas acerca de los remolques han encabezado la lista de quejas de consumidores en el Condado de Miami-Dade. El Departamento de Servicios al Consumidor tiene la fuerte convicción que un consumidor inteligente es un consumidor educado, y por lo tanto, nosotros queremos brindarle todos los detalles con respecto a los reglamentos que rigen la industria de los remolques.

¿Sabía usted que la industria de remolques en el Condado de Miami-Dade esta licenciada y regulada por el Departamento de Servicios al Consumidor (CSD, sigla en inglés)?

La ordenanza que rige los remolques en el Condado de Miami-Dade dispone que toda persona o empresa que participa en la recuperación, el remolque o el retiro de vehículos tiene que estar licenciada por el CSD. La ordenanza dispone que todos los remolcadores tengan que cumplir con los requisitos de equipos de seguridad, mantener una cobertura adecuada de seguro y cumplir con los requisitos de señalización, identificación y publicidad del vehículo.

También establece las tarifas máximas para los servicios de remolque “sin consentimiento”. El objetivo de la ordenanza es asegurar que sea una industria equitativa.

Diferencia entre remolques con y sin consentimiento

Aunque la ordenanza que rige los remolques en el Condado de Miami-Dade dispone que todos los negocios que participan en la recuperación, remolque, o en el retiro de vehículos tengan que estar licenciados por el CSD, hay dos categorías muy diferentes de remolques, con consentimiento y sin.

• Un remolque con consentimiento ocurre cuando el vehículo es remolcado a pedir del dueño del vehículo o del chofer autorizado.

• Un remolque sin consentimiento ocurre cuando un vehículo es remolcado o removido sin la previa instrucción expresa del dueño del vehículo o del chofer autorizado.

Remolques sin consentimiento incluyen remolques que la policía ha solicitado (accidentes, vehículos incapacitados, estacionamiento ilegal, etc.) o cuando se remolcan vehículos que se encuentran en zonas de remolque de propiedad privada (centros comerciales, edificios comerciales, restaurantes, etc.).

Reglamentos para el remolque con consentimiento

Aparte de los requisitos que se aplican a todos los remolcadores, una ley estatal, prohíbe que los remolcadores se acerquen a vehículos incapacitados (averiados, involucrados en un accidente, etc.) y ofrezcan servicios de remolque a menos que hayan sido llamados por una agencia de la ley o por el chofer.

Si usted llama a un negocio de remolques o detiene a algún remolcador en la calle, asegúrese de obtener una confirmación por escrito de lo que le van a cobrar antes de aceptar el servicio.

Reglamentos que rigen el remolque sin consentimiento

Debido a que los remolques sin consentimiento no son iniciados por el dueño del vehículo o el chofer autorizado, el potencial para el abuso existe. La Ordenanza que rige los Remolques en el Condado de Miami-Dade brinda protecciones adicionales a consumidores involucrados en situaciones de remolque sin consentimiento. La siguiente información destaca esas protecciones adicionales.

Letreros que le advierten que será remolcado
A menos que esté estacionado en una residencia unifamiliar, esté atento a un letrero que usa la frase “Tow-Away Zone” (Zona de remolque). Este letrero quiere decir que si usted se estaciona ahí sin permiso, su auto podría ser remolcado sin su permiso. Cuando este letrero se encuentra en propiedad privada, el letrero tiene que incluir el nombre y la dirección de la compañía responsable por el remolque y la dirección del lugar donde almacenan al vehículo. La Ordenanza que rige los Remolques en el Condado de Miami-Dade identifica los lugares donde tienen que colocarse los letreros y el tamaño de las letras.

Tenga cuidado cuando se estaciona

Si usted se estaciona en un estacionamiento designado para cierto negocio o grupo de negocios, el dueño del negocio puede lograr que remolquen su vehículo si usted deja su vehículo ahí mientras va a otro negocio que está cerca pero no en esa propiedad.

¿Quién puede lograr que remolquen mi vehículo?

Para proteger a los consumidores y prevenir que sus vehículos sean remolcados al azar a la discreción del operador de un remolque, el propietario de la propiedad privada o su agente autorizado tienen que proporcionar instrucciones específicas para lograr que el vehículo sea remolcado. La instrucción específica tiene que estar firmada y fechada frente al operador del remolque.

Ni el contrato escrito entre el dueño de la propiedad privada y el operador del remolque ni el despliegue de letreros advirtiendo que es zona de remolque sirven como la instrucción específica necesaria.

Reporte de remolques sin consentimiento

¿Cómo sabe que su vehículo fue remolcado y no robado? Si su vehículo es remolcado de una zona de remolque, el servicio de remolques tiene que reportar el remolque al Departamento de Policía del Condado de Miami-Dade dentro de treinta (30) minutos desde que ocurrió el remolque.

Usted puede llamar a su policía local para averiguar donde están almacenando a su vehículo y como lo puede recuperar.

Instalaciones de almacenamiento

En la mayoría de los casos, si su vehículo es remolcado, tiene que ser llevado a una instalación de almacenamiento que queda dentro de diez (10) millas del lugar de donde fue remolcado.

La instalación de almacenamiento tiene que tener una oficina que está abierta por lo menos desde las 8:00 a.m. hasta las 6:00 p.m., excepto los feriados. Cuando la oficina de una instalación de almacenamiento está cerrada, el proveedor del servicio de remolques tiene que poner un aviso que ocupa un lugar prominente que indica el número de teléfono donde usted puede comunicarse con ellos en todo momento. Si usted se pone en contacto con el proveedor de servicios de remolque después de las horas laborales con la intención de retirar su vehículo, el proveedor de servicios de remolque tiene que regresar a la instalación de almacenamiento dentro de una (1) hora para cederle su vehículo.

• Si su vehículo está siendo almacenado debido a un remolque, a usted o a su representante autorizado se le tiene que brindar la oportunidad de inspeccionar el vehículo y retirar toda propiedad personal antes de pagar la cuenta por el remolque.

• Si usted llama a una instalación de remolque acerca del retiro de su vehículo, le tienen que informar cuales son los documentos necesarios para la entrega de su vehículo, los gastos exactos por el remolque y el almacenamiento, cual es la tasa mediante la cual pueden agregar gastos adicionales y los medios de pago que aceptan.

• Cada lugar de almacenamiento tiene que mostrar en forma prominente una lista de todos los gastos y las tarifas para remolques sin consentimiento. Estas tarifas tienen que cumplir con las tarifas máximas permitidas por el Condado de Miami-Dade.

• El proveedor de servicios de remolque tiene que aceptar por lo menos dos (2) de las siguientes formas de pago: efectivo (incluye un giro postal o cheque viajero válido), una tarjeta de crédito bancaria válida o un cheque personal válido.

Tarifas de remolque y almacenamiento

Como se mencionó con anterioridad, el Condado de Miami-Dade fija las tarifas máximas que se permiten para el remolque y el almacenamiento sin consentimiento de vehículos. Las tarifas dependen del tamaño del remolcador necesario para efectuar el remolque. Una lista de las tarifas que se aplican está disponible en formato PDF aquí.

Preguntas/Quejas

La intención de la Ordenanza que rige los Remolques en el Condado de Miami-Dade es crear un entorno justo y parejo para todos los que se desempeñan en la industria de los remolques y proteger a los consumidores del abuso potencial. Si usted tiene una pregunta relacionada con remolques o desea presentar una queja contra un remolcador, póngase en contacto con el Centro de Mediación del Consumidor del CSD por teléfono por el (305) 375-3677 o por internet al acudir a Centro de Mediación del Consumidor.

Acerca del Autor