Locura navideña por ‘la cajita’ verde

El X-Box 360 desata una verdadera rebatiña entre los fanáticos de los video-juegos

Niños, jóvenes y no tan jóvenes hicieron interminables filas el pasado 22 de noviembre frente a las puertas de las tiendas de productos electrónicos para tratar de ser los primeros en adquirir el último alarido de las consolas de video: el XBox 360. La mayoría de ellos habían previamente registrado sus nombres —y en muchos casos pre pagado sus objetos del deseo— en unas exclusivas listas de espera que les garantizaban el derecho a ser de los primeros en poseer unas de las nuevas maquinitas de la casa de Gates. De Bill Gates. De Microsoft. ¿Quién mas?



Fue tan frenética la demanda que, en menos de lo que uno de los personajes de los video juegos mata a su oponente, la mayoría de los tiendas se habían quedado con los estantes vacíos. Y no es que la maquinita envuelta en caja verde se estuviera vendiendo a precio de gallina flaca, ya que la versión básica despega desde $299.99, más impuestos, y la completa a $399.99, más los insoslayables impuestos.



Con esa ‘escasez’, y muy a pesar que los primeros compradores empezaron a reportar problemas de congelamiento de la imagen, defectos del cable de conexión eléctrica y un preocupante etcétera, llegando al clímax de los reclamos con una demanda interpuesta por una pareja de Texas alegando que su casa ardió por un error en la fuente de poder del XBox, los ávidos fanáticos de los videojuegos llegaron al colmo de pagar 5 mil dólares por una de las maquinitas en una subasta realizada en el portal del género ebay.



Es tanto el fenómeno, que no queda más remedio que coincidir con el profesor de la Universidad de Wisconsin, James Paul Gee, cuando dice que los videojuegos se han vuelto “la principal actividad cultural de la generación de menores de 35 años, como lo fueron las películas y la literatura para generaciones anteriores”.



Acerca del Autor