Los beneficios de una nariz virtual

Para aprender anatomía resultan fabulosas

Achatadas, rectas, puntiagudas o aguileñas. La nariz es una de las partes del cuerpo humano que más se suele operar. Para facilitar este tipo de intervención, conocida como rinoplastia, un equipo de investigadores ha desarrollado una nariz virtual en tres dimensiones.



Sin menospreciar el valor de los libros, los videos explicativos o las disecciones de cadáveres, los autores del trabajo, publicado en el último número de 'Archives of Facial Plastic Surgery', apoyan el funcionamiento de este nuevo modelo ya que ofrece, además de imágenes en tres dimensiones, la posibilidad de interactuar con el programa.



Para la creación del prototipo fueron necesarias 460 imágenes digitalizadas y varios programas informáticos. "La nariz virtual muestra las siguientes estructuras anatómicas: cartílagos laterales inferiores y superiores, bóveda ósea, tabique y la cubierta de piel", explican los investigadores norteamericanos. Y, añaden que "la compatibilidad [del prototipo] con un modelo craneoencefálico producido por separado permite al usuario inspeccionar el craneo y también la espina cervical".



A pesar de que se ha creado un programa compatible con los ordenadores personales, los autores recalcan que éste adquiere un funcionamiento pleno cuando se emplea en un entorno virtual ya que "aumenta su interactividad y utilidad como herramienta de enseñanza".



John Vartanian y su equipo crearon también una pantalla en la que proyectar las imágenes de modo que el usuario pueda gozar de un amplio espacio de visionado, estereovisión y de una perspectiva adecuada.



Como complemento, los autores proponen la utilización de unas gafas especiales que retienen el aspecto de holograma, es decir, el efecto en 3D, sin importar el ángulo de visión del sujeto que las lleve puestas.



Ver todos los lados



El usuario puede hacer rotar la 'nariz virtual' no sólamente moviendo la cabeza sino también mediante una mano virtual que aparece en la pantalla. Con ella también podrá activar opciones que aparecen en la pantalla, como si se tratase de un ratón normal. La utilización de una mando especial que permite, entre otros, acercar y alejar la imagen es otra de las opciones.



El prototipo, del que ya se está realizando una segunda versión más perfeccionada, puede ser utilizado por distintos espectadores a la vez a través de la misma o distintas pantallas, ya que permite la conexión en red e incluso la comunicación por voz. "De esta forma, las clases virtuales pueden ser impartidas por un ponente desde un lugar y contar con participantes ubicados en otros sitios".



Aunque los expertos resaltan que no se puede sustituir la observación, durante una operación, y la experiencia, "la exposición temprana a los modelos anatómicos" puede aumentar de esta materia y "contribuir a reducir los fallos quirúrgicos no deseados".



"Varias aplicaciones excitantes de la realidad virtual podrían encontrar un uso futuro en la cirugía plástica facial. Esperamos que nuestro proyecto sea el primero de los muchos pasos que serán dados en el mundo para tal fin", concluyen los autores.



Acerca del Autor