Los Giudice subieron como palmas y cayeron como cocos


Teresa Giudice y su marido Giuseppe "Joe" Giudice, estrellas del programa de televisión "The Real Houses of New Jersey", se declararon hoy culpables de varios cargos por fraude en la corte federal en Newark (Nueva Jersey) donde serán sentenciados el próximo 8 de julio.

La pareja, acusada de 41 cargos, se declararon culpables ante la jueza Esther Salas de conspirar para cometer fraude electrónico, fraude de bancarrota por ocultar activos y mentir en la declaración de bancarrota, entre otros cargos, mientras que Giuseppe también se declaró culpable de evasión de impuestos, según la Fiscalía.

"Con su declaración de culpabilidad enfrentan el costo real de su conducta criminal", afirmó en un comunicado el fiscal federal de Nueva Jersey, Paul Fishman, quien recordó que los Giudice mintieron al tribunal de bancarrota, al Servicio de Rentas Internas (IRS) y a varios bancos".

Giuseppe Giudice, de nacionalidad italiana, se enfrenta a una pena máxima de hasta 46 meses de cárcel y la posible deportación a su país, mientras Teresa Giudice, de nacionalidad estadounidense, podría pasar hasta 27 meses entre rejas, según recuerda hoy la prensa local.

Desde 2001 a 2008, la pareja presentó a entidades prestamistas documentos y solicitudes de préstamos hipotecarios fraudulentos para poder obtener el crédito, según la Fiscalía, que detalló que la mujer mintió al afirmar que trabajaba como asistente ejecutiva y presentó falsos certificados de cobro de salarios.
Ambos presentaron solicitudes fraudulentas de préstamos e hipotecas de 2001 a 2008, un año antes de que su programa debutara en la cadena Bravo, haciendo falsas afirmaciones sobre sus empleos y salarios, dice la acusación formal.

Además, las autoridades determinaron que Teresa Giudice mintió al ocultar el dinero que recibió del programa de televisión "The Real Housewives of New Jersey", mientras que Giuseppe Giudice admitió que durante el periodo fiscal de 2004 al 2008 recibió 996.459 dólares que no incluyó en su declaración de impuestos de esos años.
Inicialmente el abogado de Teresa, Henry Klingeman, dijo que ella se declararía inocente, pero ante las evidencias parece que no le quedó más recurso que aceptar la culpabilidad.

La fiscalía indicó que Teresa Giudance deberá devolver 200.000 dólares al momento de ser sentenciada el 8 de julio, y la pareja deberá además renunciar al dinero que obtuvieron como resultado del fraude, cantidad que será determinada por la corte el día de la sentencia.

"Hoy quiero asumir mi responsabilidad por una serie de errores que cometí años atrás", afirmó Teresa Giudice en un comunicado enviado a la revista People tras darse a conocer su declaración de culpabilidad. "Me parte el corazón ver como esto afecta a mi familia, especialmente a mis cuatro hijas", añadió.

Acerca del Autor