Los gremios decepcionados

Por decisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos de 'congelar' el TLC

Los gremios económicos colombianos se declararon hoy decepcionados por la decisión de la Cámara de Representantes de EE.UU. de congelar la votación sobre el TLC entre los dos países, mientras la oposición señaló que sus argumentos fueron los que se tomaron en cuenta por los demócratas.


El presidente de la Asociación del Sector Automotor y sus Partes (Asopartes), Tulio Zuluaga, señaló a periodistas que esa fue una votación de carácter político y que se debe fortalecer el "lobby" en el Congreso de Estados Unidos para poder sacar adelante el Tratado de Libre Comercio (TLC) el próximo año.


"Congelado significa que se va a tomar más tiempo que el que se quería para ver su aprobación, de modo que tenemos que tener más paciencia, no debemos apresurarnos, pero confiamos en que a la larga eso va salir. No será este año, pero esperamos que sí el próximo 2009", dijo.


Entre tanto, la senadora del Partido Liberal, Cecilia López, señaló que su oposición al TLC fue por la forma como se negoció, dejando en desventaja al sector agropecuario.


"En vez de estar gastando un mundo de plata haciendo 'lobby' preparémonos para que en Colombia tengamos un sector agropecuario que no se perjudique", indicó.


Por su parte, el presidente del Polo Democrático Alternativo (PDA), Carlos Gaviria, aseguró que la Cámara de Representantes expresó argumentos para congelar el TLC muy similares a los que expuso él a los miembros del Partido Demócrata en una reciente carta.


Mauricio Cárdenas, director del centro de investigaciones económicas Fedesarrollo, señaló que los demócratas le dieron una "cachetada" a Colombia al tomar esa decisión.


"Están cometiendo un error histórico porque a cambio de un puñado de votos se está dándole un espacio muy grande al populismo en América Latina, porque recordemos que los grandes ganadores con esto son los regímenes populistas de los países vecinos", advirtió.


La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó hoy congelar la votación sobre el TLC con Colombia, como una medida de presión para exigir más protecciones de derechos humanos y laborales en este país.


Con 224 votos a favor y 195 en contra, la cámara baja, dominada por los demócratas, aprobó una resolución que elimina el plazo obligatorio de 90 días legislativos para pronunciarse sobre el pacto comercial y que, a efectos prácticos, congela indefinidamente su votación.


La votación, que los legisladores hicieron siguiendo la línea de sus respectivos partidos, surge en momentos en que la Casa Blanca mantiene una fuerte campaña a favor del convenio, esgrimiendo argumentos económicos, geopolíticos y de interés nacional.


Anticipando esa votación en la Cámara de Representantes, el presidente colombiano, Álvaro Uribe, señaló la noche del miércoles que seguirá trabajando porque las relaciones de Estados Unidos hacia Colombia tengan "una aproximación bipartidista, más que relaciones coyunturales con un partido o con un Gobierno".


"Deseamos que haya un acuerdo del Ejecutivo, encabezado por el señor presidente (George W.) Bush, y el Congreso, encabezado por la señora vocera de la Cámara, Presidenta de la Cámara, la representante Nancy Pelosi", señaló el mandatario.

Acerca del Autor