Lula dice que el problema de Chávez era con Bush

(Reuters) - El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo el domingo que ve una nueva era en la relación entre Estados Unidos y Latinoamérica tras la V Cumbre de las Américas, indicando que creó un ambiente para un diálogo entre Washington y Caracas tras años de tensiones.


"Yo dije a Chávez, 'tu divergencia era con Bush y no con Estados Unidos, este es el momento'. Ese clima está por lo menos recién creado. La reunión permitió dar un paso", dijo Lula a periodistas antes de emprender su regreso a Brasil.


Lula reveló que muchas veces recomendó al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, buscar un diálogo directo con Washington durante la presidencia del anterior mandatario George W. Bush, pero dijo que eso no fue posible porque el mandatario venezolano tenía "la convicción de que Bush mandó a dar el golpe (de Estado) contra él" que lo derrocó brevemente en el 2002.


Las relaciones diplomáticas entre Venezuela y Estados Unidos se redujeron a un mínimo el año pasado, pese al intenso comercio entre los dos países.


En la cumbre celebrada en Trinidad y Tobago representantes de Caracas y Washington conversaron sobre la designación de sus respectivos embajadores, luego de que Chávez y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se saludaron con sonrisas y el venezolano le dijo que quería ser su amigo.


Lula sostuvo también que "Obama tomó un baño de América Latina" y que la relación de Estados Unidos con la región evolucionará. "Creamos una nueva manera de mirarnos y vencer nuestras divergencias, debatirlas", expresó.



CONSENSO


La activa política exterior de Brasil ha posicionado al país como un constructor de consensos en la región, y Lula ha mostrado una hábil cintura para trabajar con líderes de todas las corrientes ideológicas que gobiernan en la región.


El mandatario brasileño dijo que se retiraba "realizado" por el éxito de la reunión en la que 34 líderes del hemisferio debatieron asuntos como la exclusión de Cuba del foro y el sistema interamericano, la crisis económica, y la por momentos tumultuosa relación de Estados Unidos con América Latina.


"Puede crearse una nueva dinámica. Vamos a ser francos, todos esperaban que Chávez y Obama se fuesen a atacar y ocurrió exactamente lo opuesto", dijo Lula.


"Si él (Chávez) tuvo un problema grave en la 'era Bush' eso puede cambiarse en la era Obama. Salgo de aquí realizado con la reunión. La guerra no ocurrió y hubo una reunión excepcional. Lo que podría haber ocurrido de mejor fue el clima político", añadió.


Lula dijo además que se acabó el tiempo en que América Latina esperaba todas las soluciones a sus problemas desde Estados Unidos, indicando que los males que aquejan a la región deben ser resueltos por ella, sin interferencias. Lula también recordó que la mayor economía del mundo enfrenta un delicado momento económico.


"Tenemos que parar con esa manía de que somos pequeños, somos pobres, que es preciso que alguien venga a ayudarnos. Podemos querer financiamiento para hacer las cosas, pero quien tiene que ocuparse de nuestros problemas somos nosotros", explicó.


En ese sentido, dijo que no cree que Estados Unidos deba ocuparse del narcotráfico en Colombia y de los problemas "de nuestras fronteras" en América del Sur. "Cuando vamos resolviendo nuestros males ganamos autoridad moral", enfatizó Lula.

Acerca del Autor