Matrimonios ‘gay’ quedan en lista de espera


La Corte Constitucional de Colombia instó hoy al Congreso de la República a legislar sobre el matrimonio entre parejas del mismo sexo, para lo cual le dio un plazo de dos años y mantuvo la validez de las bodas únicamente entre heterosexuales.

El organismo le solicitó tanto a la Cámara de Representantes como al Senado que superen el estado de "omisión legislativa" sobre las uniones gay, para lo cual tienen un plazo hasta el 20 de julio de 2013, señaló en rueda de prensa el presidente de la Corte Constitucional, el magistrado Juan Carlos Henao.

Explicó que si después de ese plazo no hay legislación, las parejas del mismo sexo pueden formalizar una unión ante un notario público, en un acto similar al del matrimonio civil.

El plazo para que la Corte Constitucional se pronunciara sobre el tema del matrimonio entre parejas del mismo sexo vencía hoy por una querella interpuesta por un grupo de abogados y de la comunidad gay en noviembre de 2010.

La Corte aclaró hoy que la reglamentación para la unión de parejas del mismo sexo no debe afectar el concepto de familia vigente en Colombia y que lo considera como la unión entre un hombre y una mujer.

Indicó, igualmente, que las parejas del mismo sexo no se pueden discriminar.

En la sesión, los nueve magistrados también dejaron en firme la definición de matrimonio que está vigente desde 1887, luego de que en una demanda se pretendiera eliminar la expresión "unión de un hombre y una mujer".

El magistrado Henao, explicó, además, que la colegiatura se declaró inhibida frente al examen de la validez de la expresión, "procrear", a la que se refiere un artículo del Código Civil, toda vez que, a su juicio, no es el único propósito de la familia, y de allí que concluya que las parejas gay sí puedan conformarla.

El secretario general de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Vicente Córdoba, dijo sobre el fallo que había "una discreta satisfacción".

Recalcó que la Iglesia Católica ha defendido que los homosexuales deben de gozar de todos los derechos y jamás ser discriminados. "Nosotros no estamos en contra de ellos, seria contradictorio al Evangelio".

Señaló que no es verdad una versión que alcanzó a circular en el sentido de que la Iglesia habría amenazado con excomulgar a los magistrados que estuvieran a favor del matrimonio homosexual. "Eso no es verdad. Nunca dijimos esa frase", señaló monseñor Córdoba.

La semana pasada representantes de las iglesias Católica, Ortodoxa Griega, Anglicana, Metodista y Evangélica pidieron a la Corte Constitucional que no reconociera el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Invitaban, a través de un documento, a "los magistrados de la Corte Constitucional a decidir sobre esta importante materia teniendo presentes las profundas implicaciones sociales de su fallo, el bien de las familias colombianas y los valores éticos de la Patria".

"No puede constituirse un verdadero matrimonio o una verdadera familia en vínculo de dos hombres o dos mujeres y mucho menos se puede atribuir a esa unión el derecho de adoptar menores de edad", agregaron.

En Colombia se les reconoce a las parejas homosexuales derechos de las heterosexuales, pero no el matrimonio civil y la adopción conjunta de menores de edad.

A través de demandas y tutelas (recurso de amparo) la comunidad gay ha logrado que la Corte amplíe sus derechos y logre igualdad con las parejas heterosexuales.

Una de las más recientes tiene que ver con que un miembro de la pareja puede afiliar al otro a los sistemas de pensión, salud y otros beneficios contemplados en la ley para uniones heterosexuales.

Acerca del Autor