Mazda CX-30 de 2020: Centrado en el ser humano

No sé si es el logo, o el conjunto armonioso de su diseño exterior, lo cierto es que cuando me traen para probar un modelo Mazda mi primera sensación es de cierta paz. Cierta tranquilidad. A lo mejor es porque esta automotriz japonesa siempre ha adoptado un enfoque centrado en el ser humano para fabricar autos y con el debut en los Estados Unidos del totalmente nuevo Mazda CX-30, la marca ha llevado este enfoque a otro nivel. El CX-30 tiene una sensación de unicidad que se extiende más allá del manejo. Es un crossover de cinco asientos hecho para una gran variedad de aficionados a la marca, especialmente jóvenes que se acercan a transiciones importantes en la vida.

El CX-30 es el segundo modelo que adopta la evolución más reciente del diseño Kodo. Realizando dos expresiones contrastantes, el crossover compacto tiene la belleza fluida de un cupé y las proporciones audaces de un SUV. El ala distintiva de Mazda adquiere una forma más aguda y profunda para lograr un extremo frontal fuerte y refinado que sugiere un movimiento hacia adelante. El ángulo diagonal en la ventanilla trasera da al vehículo una silueta estilo cupé, mientras la forma de arco estrecho de la puerta trasera levadiza hace que la carrocería parezca más corta y más ancha para imprimirle una postura poderosa. Esto permite un diseño decidido del maletero que mantiene su utilidad sin darle al CX-30 un aspecto de caja.

Todos los CX-30 están equipados con un motor Skyactiv-G de 2.5 litros y cuatro cilindros, acoplado con una transmisión automática de seis velocidades y cambio rápido Skyactiv-Drive. Este motor produce una potencia estándar, la mayor de su clase, de 186 hp y está clasificado para producir hasta 186 libras-pie de par. El crossover compacto está equipado con la nueva función de asistencia de tracción todoterreno de Mazda, que puede ayudar al conductor cuando se aventura en un terreno desigual. Cuando las ruedas diagonales pierden tracción, la asistencia de tracción todoterreno dejará de reducir el par motor y aumentará la fuerza del freno sobre las ruedas sin tracción. Eso transfiere potencia a las ruedas todavía en el suelo para que el vehículo recupere tracción y continúe la marcha.

El diseño atractivo de su exterior exterior está complementado por un interior cómodo con una sensación de primera. Estudiando el cuerpo humano, los ingenieros se concentraron en crear asientos que ayudaran a mantener la postura correcta para todos los ocupantes, no solo para el conductor. La idea es que cada viaje en el CX-30 sea agradable para todos.

Con una cabina acogedora, los ingenieros querían preservar el ambiente apacible concentrándose en el ruido, la vibración y la severidad. Se midió casi todo aspecto del CX-30, desde las llantas hasta el tapizado interior del techo, para minimizar cualquier ruido de la vía. Durante un estudio integral sobre cómo los sonidos se transmiten a través de la cabina del vehículo, las bocinas se cambiaron de posición dependiendo de su frecuencia para producir un mejor sonido. Uno de estos cambios fue montar los bafles de bajos, que habitualmente se encuentran en las puertas de la mayoría de los autos, en los lados de la carrocería delante de las puertas delanteras.

Otros detalles del diseño son el espacio para los pies en la parte trasera, ligeramente inclinado para que los pasajeros en los asientos de atrás tengan un espacio óptimo para sentarse con comodidad. Las molduras laterales en las jambas de las puertas tienen una forma sutilmente redondeada para más comodidad al entrar o salir del CX-30 en caso de que las piernas de uno inadvertidamente hagan contacto con ellas, sin crear un espacio en las juntas de las puertas. Se hace un gran esfuerzo en la fabricación de un vehículo Mazda. Aunque es posible que la atención a esos esfuerzos no se advierta enseguida, se sentirá durante la enriquecedora experiencia de manejar y tener un Mazda.

Otro elemento clave del enfoque centrado en el ser humano es ayudar al conductor a manejar con tranquilidad mental. Ser uno con el CX-30 es más que la dinámica de manejo: es la sensación de confianza y seguridad en la cabina. La posición ideal de sentarse es importante, especialmente para el conductor. La posición del conductor en el asiento es alta, con el fin de ofrecer un campo visual claro y permitir que el conductor se enfoque en el camino que tiene delante. Lo que le corresponde.

Avatar
Acerca del Autor