Mercedes-Benz CLS500: Lo mejor sucede cuando se unen la bella y una ‘bestia’ en un mismo automóvil

Presenta un aspecto imponente que todos reconocen

Difícil resumir en un espacio tan limitado lo que podríamos describir como un verdadero compendio de virtudes en un auto que la casa alemana Mercedes-Benz nos trajo en este 2006 con una línea insólita y unas capacidades de primera: el elegante CLS500. Un coupé de cuatro puertas y cuatro puestos que es un audaz ejercicio de estilo en el que se conjugan poderío visual y dinamismo en un solo paquete.



Las líneas del CLS500 del 2006 ofrecen una curiosa mezcla de 'agresividad' y aire retro. Su silueta, de cintura alta y escasa superficie acristalada, le entrega un aire especial de típico Mercedes-Benz, aunque podría decir que es ‘diferente’ a todos ellos. Recuerdo que por allí leí que los diseñadores de este modelo se inspiraron en un pez para darle forma a sus pensamientos.



La sola decisión de construir un coupé de —asómbrense— cinco metros de longitud, con cuatro puertas y otras tantas plazas, es algo que únicamente puede permitirse una marca que no sólo dispone de prestigio sino también de una gama amplia en la que cabe todo, pero no de cualquier manera, sino marcando una pauta en cada uno de los segmentos en los que compite y que le han dado la merecida fama de que hoy disfruta en todo el mundo.



Como buen experimento formal, el CLS presenta un aspecto imponente y algunas ‘necesarias’ limitaciones derivadas del diseño. En primer lugar, como deslicé arriba, sólo tiene cuatro puestos, lo que impide —incluso a efectos legales— trasladar a una quinta persona en caso de apuro. Para los dos ocupantes de la parte trasera, el espacio para las piernas ‘se alarga’ con una cavidad realizada en los espaldares de las butacas delanteras. La ‘isla’ que los separa tiene una puertecita retráctil que esconde una pequeña cavidad para efectos personales.



Pasado el primer impacto producido por el diseño de este Mercedes, se produce otro en cuanto se arranca el tremendo motor de 5.0 litros, V8, de 24 válvulas de la versión CLS 500, ya que su potencia de 302 caballos de fuerza a 5,600 rpm y 339 libras de torsión a entre 2,700 y 4,250 rpm se despliega sin vacilaciones de ningún tipo pasando de 0 a 60 millas en apenas 5.9 segundos. Su sintonía con la caja automática y secuencial de siete cambios es perfecta y —por si fuera poco— su consumo de combustible es relativamente bajo para una máquina de esta naturaleza, dado que permite recorres 16 millas en la ciudad y 22 en la carretera con un sólo galón de gasolina.



El cambio 7G-Tronic funciona con tal suavidad y precisión que produce pereza utilizar la modalidad manual que trae incorporada, excepto en zonas donde —me imagino, ya que ni siquiera la toqué— se necesita abundante freno/motor. La gestión de la caja se ha potenciado, y se nota, para obtener una respuesta más inmediata con respecto a sus ‘primos’ de otra serie. Potentes y resistentes, también los frenos destacan como es habitual en los modelos que —como este— están integrados por partes y piezas casi que exclusivamente germanas.



En cuanto a la suspensión neumática regulable, de serie en esta versión, es un mecanismo idóneo para calibrar el grado de comodidad o de dureza más indicado en cada caso. Este magnífico modelo que estuve conduciendo —pienso que mejor describiría la semana si dijera disfrutando— produce verdadero placer en cada curva, ya que ni siquiera se siente el desplazamiento.



El interior



Si a la estampa espectacular de este coupé le añadimos su acabado interior de lujo, a más de uno puede antojársele que el precio del CLS500 no es exagerado —$67,249 en la versión ‘mejorada’ que estuvo a mi disposición— porque le sobra capacidad y 'glamour'.



Aparte de la cómoda y elegante tapicería en cuero y los detalles en simulación de madera con buena terminación general, en el interior todo es lujo y confort. El equipamiento de ‘mi’ CLS500 incluyó el equipo de navegación con pantalla en la que se despliega información general y de manejo del equipo de sonido; un sistema de aire acondicionado controlable automáticamente en cuatro zonas; 10 posiciones automáticas para las butacas delanteras, que pueden calentarse y ajustarse tubularmente, con 3 posibilidades para memorizar; tecnología bluetooth para la instalación de teléfono manos libres; subida y bajada eléctrica y automática de la columna del volante, el cual —por cierto— es multifuncional y desde el que se puede accionar el sonido, el teléfono y la información computarizada que se despliega en el hermoso tablero; ventanas de bajada y subida automática; vidrios polarizados en ese azul tenue que ya es como una marca de fábrica de MB; sunroof; accionamiento eléctrico del maletero desde el control remoto, con botón para cerrar incorporado en la puerta y... ¿para qué seguir?, basta decir que la lista es larga.



En materia de seguridad, de serie, el CLS 500 ofrece seis airbags, controles de tracción y estabilidad; luces y limpiaparabrisas automáticos; control y limitador de velocidad; sistema de frenado electro hidráulico; alarma contra robos con sistema de inmovilización del vehículo; además de indicador de baja presión en las llantas y un sinfín de capacidades que harían interminable esta mención, así que sólo me resta advertirles que este alemán—como el mundial de fútbol — es algo digno de ver y disfrutar...

Acerca del Autor

Edición Impresa

Clima

Miami Fl
November 19, 2017, 9:17 am
Sunny
N
Sunny
24°C
1 m/s
real feel: 26°C
current pressure: 1020 mb
humidity: 59%
wind speed: 1 m/s N
wind gusts: 1 m/s
UV-Index: 2
sunrise: 6:42 am
sunset: 5:30 pm
Forecast November 19, 2017
day
Mostly sunny
WNW
Mostly sunny
29°C
wind speed: 1 m/s WNW
wind gusts: 3 m/s
max. UV-Index: 4
night
Partly cloudy with showers
NW
Partly cloudy with showers
20°C
wind speed: 3 m/s NW
wind gusts: 6 m/s
max. UV-Index: 4
 

Como un gran tesoro...

LA OTRA CARA DE LA GUERRA

HORA DE REYES