Ministro venezolano acusa al DAS de ser un importante cartel de droga



El ministro del Interior y Justicia de Venezuela, Tarek El Aissami, dijo hoy que el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, inteligencia) de Colombia es "un importante cartel del narcotráfico".


En declaraciones a la emisora VTV, el ministro informó, además, de la incautación de 1.450 kilogramos de "presunta marihuana" el pasado viernes, lo que elevó a 46,2 toneladas el volumen de narcóticos decomisados en Venezuela en lo que va del año, casi un cuarto de ellas "droga colombiana incautada en los dos últimos meses".


Tanto el DAS como el Departamento Antidrogas de Estados Unidos (DEA) "se han convertido en carteles importantes del narcotráfico", insistió.


La acusación venezolana contra el DEA se mantiene desde que hace cuatro años el presidente del país, Hugo Chávez, rompió con esa instancia estadounidense tras acusarla de ser parte del ilícito y, además, de actividades de espionaje político en su contra.


El señalamiento venezolano de actividades del narcotráfico contra el DAS es nuevo, aunque Caracas ha involucrado a esa dependencia colombiana en diversas actividades políticas contra Chávez.


En sus declaraciones a la VTV, de la red estatal de televisión, El Aissami insistió en que toda la droga incautada en Venezuela ha salido de Colombia "con la mayor impunidad" y recordó que recientemente un ex jefe del DAS llamó a esa dependencia "cartel de las tres letras".


Rafael García, ex jefe del DAS, dijo en días pasados que la institución "trafica droga hacia Estados Unidos utilizando a Venezuela", aseguró El Aissami y añadió que ello "evidencia que las autoridades de Colombia no solo no colaboran en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas, sino que actúan con clara complicidad".


"Venezuela es víctima de estas terribles mafias del narcotráfico que penetraron instituciones de Colombia y Estados Unidos", agregó e insistió en que desde el territorio colombiano "sale la droga delante de las narices de las autoridades", las cuales "no hacen ni el más mínimo esfuerzo para interceptarla".


Sobre versiones que aseguran que utiliza droga incautada en el pasado para simular incautaciones nuevas, El Aissami tildó ello de "patraña" y recordó que las incineraciones respectivas se efectúan periódicamente en presencia de jueces y fiscales.


Además, subrayó, que desde julio pasado las drogas incautadas son incineradas en "hornos ecológicos automatizados", construidos bajo normas internacionales de salud y medio ambiente, lo que hace imposible que la denuncia tenga algún sustento.


Al inaugurar uno de esos hornos el 31 de julio pasado, el ministro venezolano exigió a Colombia y a Estados Unidos "que rectifiquen" sus políticas antinarcóticos.


"Exigimos a Colombia y a Estados Unidos que rectifiquen sus políticas antidrogas, porque (sus resultados) son una amenaza a los pueblos del mundo", subrayó ese día.


Desde julio pasado y por decisión de Chávez, las relaciones bilaterales con Colombia se mantienen "congeladas".


El gobernante venezolano reaccionó así a una denuncia del Gobierno de su colega colombiano, Álvaro Uribe, sobre un supuesto desvío de armas venezolanas a la guerrilla colombiana.


Posteriormente, Chávez dijo que se preparaba para la ruptura formal, tras considerar una "declaración de guerra" un convenio militar acordado por Bogotá y Washington, que prevé el uso de bases colombianas por parte de militares estadounidenses.

Acerca del Autor