el colombiano

Misión especial busca fórmulas para acabar con la pobreza

Uno de los mayores retos de cualquier Gobierno es reducir la pobreza, para lo que se requiere no sólo un crecimiento económico sostenible sino una distribución equitativa de recursos e ingresos.

Por eso el presidente Álvaro Uribe solicitó conformar una misión de expertos que determine la verdadera situación de pobreza en el país y diseñe una estrategia para reducirla.

Esta Misión que comenzó a funcionar el miércoles pasado, tendrá un año para hacer los estudios, investigaciones y análisis respectivos, así como las propuestas concretas que le permitan al país adoptar una política no de Gobierno sino de Estado, es decir de largo plazo, con el fin de reducir este fenómeno social.

De acuerdo con el coordinador de la Misión, Hugo López, en diez meses se presentará un informe y se tendrá un período de ajustes a ese informe donde se va a recomendar qué hacer (estrategias) y cuáles son los costos y la posible financiación, es decir, cómo se hace.

Según explicó López, lo primero que se debe hacer es medir la pobreza porque existen diferentes parámetros que arrojan varios resultados.

“Lo primero que se debe hacer es medirla y para ello establecer un patrón de medida, es decir, estandarizar un procedimiento y encargar una institución respetable como el Dane, pero asesorada por grupos de técnicos nacionales y extranjeros que digan ‘esto se va a medir así’”, explicó el director de la Misión.

Tan pronto se tenga eso –agregó- se debe reconocer quiénes y por qué son pobres. Lo tercero es mirar si se está haciendo lo suficiente y el gasto social es el suficiente para erradicar o disminuir la eficiencia y evaluar la eficiencia del gasto social.

Al hacer una presentación de la pobreza, que servirá de punto de partida, el economista advirtió que las Metas del Milenio (pobreza) no serían alcanzables al ritmo actual y que por lo tanto se requiere una tasa de crecimiento anual de 4 por ciento y una disminución de la desigualdad del ingreso en 0,5 por ciento anual.

No obstante destacó que Colombia es el primer país de ingreso medio en Latinoamérica que toma un paso para combatir la pobreza y que más allá de esta Misión, la aplicación de políticas a largo plazo serán las que permitan reducirla.

López dijo que la primera fase de la propuesta está financiada por los fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), coreano, finlandés y el Gobierno Nacional.

Entre tanto, José Luis Luppo, representante del BID para Colombia, dijo que esta Misión resulta de gran importancia si se tiene en cuenta que la estrategia de reducción de pobreza y desigualdad es uno de los temas fundamentales de encuentro entre el BID y Colombia.

“Una estrategia de largo plazo que trascienda el ciclo político, de conciencia y concertación, es un punto de encuentro no sólo para el BID sino todos los organismos de cooperación con el país para trabajar sobre la base de un instrumento con metas que se puedan medir en el corto y mediano plazo”, dijo Luppo.

De acuerdo con el representante del BID lo importante es contar con un instrumento que ordene todos estos programas en un solo objetivo que es reducir la pobreza y la desigualdad.

“Los pobres son pobres porque no tienen empleo, ingreso y no pueden acceder a los servicios básicos, vivienda, salud, educación y todo lo que le da nivel de vida a la población, por eso la estrategia debe partir por generar empleo e ingreso para que exista sostenibilidad de la estrategia, lo cual no significa tener una red de protección para los más vulnerables y pobres”, aseguró el representante del Banco.