BREAKING NEWS
Incinerar basura, una condena de 30 años que expertos mexicanos buscan evitar Raúl Estrada México, 14 jun (EFE).- La quema de 4.500 toneladas de basura al día durante 30 años en la Ciudad de México no solo violará las leyes nacionales de protección al medioambiente, sino convenios internacionales, advirtieron hoy expertos que rechazan una planta que tendrá esa misión. Y es que la Agencia de Gestión Urbana de Ciudad de México otorgó a Proactiva Medio Ambiente, del grupo francés Veolia, una licitación para que construya una planta de termovalorización que producirá electricidad para las 12 estaciones del Metro a partir de la quema de 4.500 de las casi 13.000 toneladas de basura que genera la urbe. La termovalorización consiste en descomponer los residuos orgánicos a través del calor y, con el vapor producido, generar energía eléctrica. Los desechos restantes de la incineración se pueden emplear en la industria de la construcción. Raúl Sergio Cuéllar, director técnico de desechos sólidos en Ciudad de México de 1997 a 2005, explica a Efe que el concepto termovalorización es un eufemismo para no llamar a la quema de basura por su nombre: incineración. “México firmó el Convenio de Estocolmo para frenar la incineración, entonces no puede aceptar tecnologías que generan sustancias altamente tóxicas, persistentes y bioacumulables como las dioxinas y los furanos, porque no hay manera de contenerlas”, señala Marisa Jacott, directora de la organización Fronteras Comunes. A través del Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, en vigor en México desde 2004, los países se comprometen a “poner fin a la incineración de desechos a cielo abierto y otras formas controladas de incineración”, incluida la de vertederos. Según Veolia, que opera 63 plantas de este tipo en todo el mundo, la termovalorización es un proceso que reduce los gases de efecto invernadero (GEI), controla las emisiones de dioxinas y furanos y es reconocido en Europa por su eficiencia energética. Estas plantas operan en muchas ciudades del mundo y “están sumamente controladas, vigiladas por las autoridades, para cumplir con todos los estándares y normas ambientales”, dice a Efe Federico Casares, director de Desarrollo de Negocios y Relaciones Institucionales de Veolia México. El jefe de la Agencia de Gestión Urbana de Ciudad de México, Jaime Slomianski, quien no estuvo disponible para ser entrevistado por Efe, también ha defendido esta tecnología y asegurado que está respaldada por resultados ambientales satisfactorios en Europa y Asia. Sin embargo, en enero de 2017 un documento de la Unión Europea advirtió que “la eliminación, ya sea en vertederos o mediante incineración con escasa o nula recuperación de energía, es habitualmente la opción menos favorable para reducir las emisiones de GEI”. Además de violar el Convenio de Estocolmo, organizaciones ambientalistas denuncian que la incineración de residuos atenta contra el derecho a un medioambiente sano garantizado por la Constitución, y viola normas sobre manejo de rellenos sanitarios y la emisión de sustancias peligrosas al ambiente. El director de Greenpeace México, Gustavo Ampugnani, asegura que tras el cierre del relleno sanitario del Bordo Poniente en 2011, el más grande de América Latina con una extensión de 721 hectáreas, se perdió la oportunidad de implementar un modelo de gestión basado en basura cero. “Lo dejaron pasar y hoy nos dicen: o mandamos la basura a quemar o se joden y la basura va a estar en las calles. El Gobierno de la Ciudad de México se está dando un tiro en el pie”, señala. Basura cero es un modelo de gestión de residuos sólidos urbanos que tiene como objetivo reducir la generación de basura y recuperar los materiales, en vez de eliminarlos. Ramón Ojeda Mestre, experto en derecho ambiental internacional, denuncia además que no hubo proceso de saneamiento del Bordo -que recibió 76 millones de toneladas de basura en el tiempo que operó (1985-2011)-, como estipula la norma sobre tratamiento de residuos sólidos urbanos. Ahí se construirá la planta de Veolia, la primera de este tipo en América Latina y que empezará a operar en 2020, violando además la norma sobre residuos peligrosos, la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos e incluso el Acuerdo de París, que fija las metas para reducir la emisión de GEI. “Si de todo eso no nos hacen caso aquí, iremos a tribunales internacionales y desde luego que nos lo van a conceder, va a quedar México en ridículo”, advierte Ojeda sobre los planes de los grupos ambientalistas para echar atrás el contrato para la construcción, operación y mantenimiento de esa instalación durante los próximos 33 años.

Mujeres latinas, modelos para la comunidad hispana de los Estados Unidos

Actrices, cantantes, políticas o deportistas, se han convertido en ejemplos a seguir

Todas ellas han compatibilizado su condición femenina con el ‘sueño americano’ y han logrado convertirse en paradigmas de mujer latina en ‘un mundo de hombres’. Las mexicanas Salma Hayek, Thalía y Anna Escobedo Cabral, la cubana Zulima V. Farber, las estadounidenses Sonia Manzano y Lupe Ontiveros o la venezolana Milka Duno son ejemplos para sus compatriotas de origen. Actrices, cantantes, presentadoras de televisión, políticas o deportistas, éstas son algunas de las que se han convertido en modelo para muchos hispanos.



Todas ellas tienen el elemento común de aparecer en las dos pantallas; la televisión y el cine. No obstante, cada una profesa un tipo de actividad distinta que comprende desde la interpretación a las carreras de coches. Este es el caso de la venezolana Milka Duno para quien su secreto consiste en “trabajar tan duro como los hombres”, según asegura.



De canciones y autos



Milka vive en Miami y, a menudo, visita a sus padres en Venezuela. Es la primera mujer en ganar una competición automovilística internacional en Norteamérica (Grand American Rolex Sports Car Series Gran Prix of Miami) y, le encanta la moda y la alta costura. Esto no impide que en la pista se convierta en una mujer competitiva.



“Me convierto en un ser más frío, más calculador. Cuando compito, nadie logra sacarme de mi concentración”, dice la primera mujer que condujo uno de los automóviles más veloces en su categoría, el prototipo Daytona.



Algunas de estas protagonistas tienen también sus propias empresas como es el caso de Thalía Sodi. Más allá de sus propiedades como cantante y ‘show woman’, Thalía es mujer de negocios “supercontroladora”, como ella misma se describe, y admite que “a mí nada me atemoriza”. Su nombre es una marca registrada que contempla cosméticos, línea de ropa y publicación propia, entre otras cosas. Además, en asociación con la marca de chocolate Hershey's ha creado la “Dulcería Thalía”.



Dueña de una colección de gafas de sol, de accesorios y ropa para mujeres y niñas, disponible en más de 335 tiendas K-Mart en EEUU, ella aseguró que “mi colección es un sueño hecho realidad. Estoy entusiasmada de haber creado una línea que ha sido inspirada por mi cultura, mostrando su colorido, su pasión y grandeza, y que captura una gran parte de mi estilo personal”.



Empero, el espíritu luchador y empresarial se lo debe a su madre, Yolanda Miranda, pues según confirma, “yo provengo de un matriarcado de mujeres fuertes, valientes; nada nos asusta”.



La pantalla actual



Salma Hayek —por su parte y tras haber participado en varias obras de teatro— inició su trayectoria en la televisión mexicana con la telenovela “Teresa” en 1989. “Tuve la suerte de interpretar un personaje que impactó tanto que más del 60% de la población (alrededor de 54 millones de personas) me convirtió en una de las personas más famosas de México.



Popularidad que se repitió en Los Ángeles porque también allí se emitió la telenovela. Fue cuando quise probar suerte en Hollywood”.



Su carrera como intérprete y sus participaciones en filmes estadounidenses de calado internacional son compatibles con un activismo social importante a favor de las mujeres latinas y el fin de la violencia de género.



Además, los estudiantes de la carrera de Comunicación del Instituto Tecnológico de Monterrey, al norte de México, entregaron a la actriz la medalla al “Mérito al Talento y la Comunicación” como un reconocimiento a su trabajo de difusión de la cultura mexicana a nivel internacional y por sus actividades filantrópicas este mismo año. Esto, unido a su intensa labor por erradicar la violencia doméstica, ha impulsado su popularidad. También ha probado fortuna en el campo de la dirección con la cinta “Frida” como debut.



Desde los 70



Lupe Ontiveros, actriz que desempeñó el papel de Juanita Solís en la afamada serie televisiva 'Desperate Housewives', posee una carrera fílmica extensa a través de títulos como el de la series televisivas “Los Ángeles de Charlie”, “Alice”, “Hill Street Blues”, “Fame”, “Punky Brewster”, “Caroline in the city” o “Veronica´s closet”, entre otras. Es un rostro veterano en la pantalla antes de que explotase el ‘boom latino’ de la década de los noventa.



Mientras que la neoyorquina Sonia Manzano hizo lo propio durante la década de los setenta en la serie infantil televisiva “Sesame Street”. Su papel como “María” es un símbolo y sus ‘Monólogos para Vagina” fueron aclamados por la crítica y público.



Premios como los trofeos de la Asociación de Artes Hispánicas o ‘The Committee for Hispanic Children and Families and the Hispanic Heritage Award for Education in 2003’ jalonan su currículo.



En el ámbito de la política cabe destacar a la cubana Zulima V. Farber y a la estadounidense de origen mexicano Anna Escobedo Cabral.



Zulima huyó del régimen comunista de Fidel Castro a los 16 años. En la actualidad, a los 61, es la primera latina, y la primera mujer de color que asume el cargo de fiscal general de Nueva Jersey.



Su alto sentido de la disciplina y su amor por los estudios, pero, sobre todo, por la justicia social, la llevaron a estudiar Leyes. Para la fiscal general de Nueva Jersey, que no olvida sus raíces y se siente solidaria con todos los latinos, luchar por los hispanos más que un deber, “es un privilegio”, asegura.



No obstante, admite que a veces tiene que pellizcarse para darse cuenta de que no está soñando. “Cuando llegué de Cuba, realmente pensé que terminaría trabajando en una factoría”, dice. “Pensaba que si era muy, muy afortunada, quizás algún día tendría un puesto de oficina”.



En cambio, Anna Escobedo Cabral es Tesorera de Estados Unidos desde el 2004 y ejemplifica la posibilidad de ser ama de casa y profesional de éxito. Su papel institucional brindó la óptica de una latina en la política institucional. En Washington, D.C., se dedicó a trabajar a favor de los hispanos en Estados Unidos y antes de aceptar el cargo de Tesorera, Cabral desempeñó el de Directora del Centro de Iniciativas Latinas del Instituto Smithsonian, donde ayudó a preservar la contribución de los latinos en el país norteamericano.



“Nadie de mi familia se había graduado de secundaria y mucho menos de la universidad”, dice Cabral, que nació en San Bernardino, California, de padres mexicanos. “Yo quería crear un nuevo modelo para mis hijos”.



La cultura y desarrollo de los latinos es cada vez más importante en el seno de los Estados Unidos ya sea a través de las artes, el deporte, la política o la comunicación. El Consejo Nacional de La Raza (The National Council of La Raza, NCLR) se ha servido de estos exponentes para defender los derechos de la comunidad. Esta organización demuestra que los latinos nacidos en este país son una fuerza creciente en el espectro político, cultural y en el sector de la comunicación.



Cynthia De Saint/Gullol Andrés
EFE

Acerca del Autor