Multimillonarios ‘al borde del colapso’… ¡pobrecitos!

Si usted, amigo lector, está al frente de una empresa pequeña o mediana, seguramente que en este momento se debe estar haciendo una cantidad de preguntas sobre el momento económico. Y de seguro las respuestas no son nada satisfactorias. O por lo menos son confusas. Pero no se preocupe, que en eso andamos muchos en este país.


Antes de seguir debo dejar claro que entiendo perfectamente que el gobierno de esta gran nación —sin contar a muchas otras del mundo entero— se ha visto precisado a actuar de emergencia ante el tsunami financiero que amenaza con arrasar con todo, pero tengo mis dudas en si de pronto el remedio no terminará resultando peor que la enfermedad.


¿Por qué? Bueno, porque lo que estamos presenciando en este instante es el desfile de grandes empresas y sectores enteros de la economía entonando cánticos con lágrimas de cocodrilo para presionar al ejecutivo y obligarlo a que les entregue un salvavidas de miles de millones de dólares, con el argumento pendejo de la posible catástrofe que podría abatirse sobre cada uno de esos sectores. “Estamos al borde del colapso”, claman gimeantes los magnates del sector automotriz, cuando desarrollan su pieza teatral en busca de arrancarle una tajada al jugoso pastel de salvación amasado por el gobierno. Piden 25 mil millones.


El mismo espectáculo de los banqueros, de las firmas bursátiles y otros más que ahora se me escapan, el cual es una fiel copia —aumentada, eso sí— del mal ejemplo que dieron las aerolíneas luego de los ataques terroristas del 9/11, cuando de la noche a la mañana declararon que eran unas ‘pobres viejecitas’ para que el gobierno les otorgara millonarios auxilios y exenciones a granel.


¿Qué queda para los millones de pequeñas y medianas empresas que también sufrimos por esta crisis? ¡Nada! Esperar a que esos multimillonarios ‘monstruos’ se coman el pastel, para ver si por lo menos dejan caer algunas migajas...

Alfredo Mantilla
editor@elcolombiano.net

Acerca del Autor