Nissan Versa de 2012: Grande en entrega y chiquitito en precio


Como a muchos de ustedes —estoy seguro que una buena cantidad— soy de los que les da mucha ‘mamera’ (fastidio, en buena parte de Colombia, de donde vengo) ir a las estaciones de suministro de gasolina. La sola idea de buscar un surtidor que esté libre y el subsiguiente proceso —así apenas tome unos minutos— se me antoja engorroso. ¡No me gusta! Y si resulta que la máquina no está ‘leyendo’ correctamente las tarjetas y sale la advertencia aquella de ver al dependiente, me descompongo un poco más. Por eso, mientras menos vaya a una gasolinera, mejor.

Esa es quizá una de las razones por la que disfruté como niño con bicicleta nueva la prueba que estuve haciendo la semana pasada con el Nissan Versa 1.6 de 2012. Un auto ‘alérgico’ a las surtidoras de combustible, como quiera que es capaz de entregar un rendimiento promedio de 34 millas por galón, lo que le evita a su dueño estar recargando el tanque seguido. ¡Qué bueno!

¿Y cómo lo hace? Entre otras razones porque este Versa 2012 es el primer modelo Nissan en llevar la insignia azul PUREDRIVE™, la cual indica que dispone de una tecnología enfocada en mejorar la eficiencia de combustible y reducir las emisiones de dióxido de carbono/CO2, una de las principales causas del efecto invernadero. Para Versa esto representa el primer sistema de doble inyección que le saca más provecho a cada gota de combustible y un control continuo del encendido de las válvulas en ambos árboles de leva. Los resultados: emisiones reducidas y un impresionante rendimiento.

Con motor de1.6 litros, 16 válvulas, 4 cilindros, sistema doble de inyección de gasolina y control variable de tiempo de las válvulas, el Versa SL sedán que estuve conduciendo vino con una transmisión automática de cinco velocidades, para entregar una experiencia de manejo vivaz y eficiente.

Algo debo decir: Este Nissan Versa es un auto compacto de lo más ‘engañoso’. ¿Cómo así?, pensará usted, y me explico. Lo que sucede es que la primera impresión que ofrece cuando uno lo tiene enfrente es inequívoca: se trata de un auto pequeño. Ahhh, pero eso no quiere decir que su configuración compacta vaya en detrimento de la comodidad de sus ocupantes. Y no se trata —créanme— de simple retórica política, porque la invitación está abierta para que se deslicen dentro de la cabina de uno de estos ejemplares y comprueben que no solo piloto y copiloto pueden ir a sus anchas, sino también los pasajeros de los asientos traseros. El nuevo Nissan Versa 2012 fue diseñado con espacio para todo.

Y como todo perfume bueno que se respete —dicen— viene en frasco pequeño, este miembro de la casa automotriz japonesa dimensiona su puesta en escena con todos los aditivos indispensables para hacer más placentera la conducción. Aparte de los normales sistemas de sonido AM/FM/CD con salida auxiliar, aire acondicionado de alta eficiencia, desempañador de vidrio trasero y demás, el Versa 1.6 SL de 2012 cuenta con tecnología Bluetooth para el uso de teléfono con manos libres, sistema de navegación con pantalla táctil de cinco pulgadas y hasta un puerto USB con interfax para iPods.

Uno de los aspectos que siempre se ponen en la balanza ante la elección de un auto compacto es el relativo a la seguridad, por eso Nissan le puso especial cuidado a este apartado y dotó al Versa 2012 de seis bolsas de aire, control de tracción, sistema avanzado de frenos y hasta un reforzamiento estructural para la eventualidad de una colisión.

Para finalizar, y a tono con la ‘revolución de las cosas pequeñas’, el modelo que nos ocupa llevó el concepto compacto también al precio, ‘estrujándolo’ hasta casi comprimirlo a un básico de $15,560. ¡Qué detallazo!

Acerca del Autor