No más ‘vitrina’ al crimen organizado en México


El grupo mexicano de prensa Zócalo, con medios en el norte del país, anunció que a partir de hoy se abstendrá de publicar información relacionada con el crimen organizado, al considerar que "no existen garantías ni seguridad para el ejercicio pleno del periodismo".

La decisión fue adoptada por el Consejo Editorial de Zócalo, que publica ediciones en Saltillo, Monclova, Piedras Negras y Ciudad Acuña, ciudades del norteño estado de Coahuila, con el fin de garantizar "la integridad y seguridad" de su personal.

En un editorial, el grupo explicó que la decisión de suspender la información vinculada con el crimen organizado se fundamenta en su responsabilidad de "velar por la integridad y seguridad de más de mil trabajadores" y sus familias.

El director del grupo, Francisco Juaristi, recibió la semana pasada amenazas a través de mantas colocadas en distintas regiones del estado por una organización criminal.

El jueves pasado el directivo agradeció las muestras de solidaridad a través de la red social Twitter y expresó su confianza en las instituciones.

El grupo editorial reiteró hoy su compromiso de "redoblar esfuerzos para superar la calidad informativa y mantener una línea de objetividad e imparcialidad", y confió en que una "auténtica paz reine pronto" en el país.

El diario El Mañana de Nuevo Laredo, en el estado de Tamaulipas, anunció en julio de 2012 que dejaba de "reproducir hechos violentos producto de la guerra entre grupos delictivos", luego de que sus instalaciones sufrieran un ataque con granadas, el segundo de ese año.

En las últimas semanas varios medios del norte de México han sufrido una nueva oleada de ataques que causaron la muerte de dos personas, entre ellas el periodista Jaime Guadalupe González, director de un diario digital del estado de Chihuahua.

González se convirtió el pasado 3 de marzo en el primer periodista asesinado durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, que inició sus tareas el 1 de diciembre pasado.

También en Chihuahua el 6 de marzo varios sujetos armados dispararon contra el Diario de Ciudad Juárez y la sede del Canal 44 de televisión sin causar heridos.

El diario El Siglo de Torreón, en el estado de Coahuila, sufrió unos días antes tres ataques contra sus instalaciones que causaron la muerte de una persona y heridas a otras dos.

Desde el año 2000 han muerto en México más de ochenta periodistas, según datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

De acuerdo con la ONG Reporteros Sin Fronteras, México es el segundo país más peligroso del mundo para ejercer el periodismo, detrás de Afganistán.

Acerca del Autor