BREAKING NEWS
Incinerar basura, una condena de 30 años que expertos mexicanos buscan evitar Raúl Estrada México, 14 jun (EFE).- La quema de 4.500 toneladas de basura al día durante 30 años en la Ciudad de México no solo violará las leyes nacionales de protección al medioambiente, sino convenios internacionales, advirtieron hoy expertos que rechazan una planta que tendrá esa misión. Y es que la Agencia de Gestión Urbana de Ciudad de México otorgó a Proactiva Medio Ambiente, del grupo francés Veolia, una licitación para que construya una planta de termovalorización que producirá electricidad para las 12 estaciones del Metro a partir de la quema de 4.500 de las casi 13.000 toneladas de basura que genera la urbe. La termovalorización consiste en descomponer los residuos orgánicos a través del calor y, con el vapor producido, generar energía eléctrica. Los desechos restantes de la incineración se pueden emplear en la industria de la construcción. Raúl Sergio Cuéllar, director técnico de desechos sólidos en Ciudad de México de 1997 a 2005, explica a Efe que el concepto termovalorización es un eufemismo para no llamar a la quema de basura por su nombre: incineración. “México firmó el Convenio de Estocolmo para frenar la incineración, entonces no puede aceptar tecnologías que generan sustancias altamente tóxicas, persistentes y bioacumulables como las dioxinas y los furanos, porque no hay manera de contenerlas”, señala Marisa Jacott, directora de la organización Fronteras Comunes. A través del Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, en vigor en México desde 2004, los países se comprometen a “poner fin a la incineración de desechos a cielo abierto y otras formas controladas de incineración”, incluida la de vertederos. Según Veolia, que opera 63 plantas de este tipo en todo el mundo, la termovalorización es un proceso que reduce los gases de efecto invernadero (GEI), controla las emisiones de dioxinas y furanos y es reconocido en Europa por su eficiencia energética. Estas plantas operan en muchas ciudades del mundo y “están sumamente controladas, vigiladas por las autoridades, para cumplir con todos los estándares y normas ambientales”, dice a Efe Federico Casares, director de Desarrollo de Negocios y Relaciones Institucionales de Veolia México. El jefe de la Agencia de Gestión Urbana de Ciudad de México, Jaime Slomianski, quien no estuvo disponible para ser entrevistado por Efe, también ha defendido esta tecnología y asegurado que está respaldada por resultados ambientales satisfactorios en Europa y Asia. Sin embargo, en enero de 2017 un documento de la Unión Europea advirtió que “la eliminación, ya sea en vertederos o mediante incineración con escasa o nula recuperación de energía, es habitualmente la opción menos favorable para reducir las emisiones de GEI”. Además de violar el Convenio de Estocolmo, organizaciones ambientalistas denuncian que la incineración de residuos atenta contra el derecho a un medioambiente sano garantizado por la Constitución, y viola normas sobre manejo de rellenos sanitarios y la emisión de sustancias peligrosas al ambiente. El director de Greenpeace México, Gustavo Ampugnani, asegura que tras el cierre del relleno sanitario del Bordo Poniente en 2011, el más grande de América Latina con una extensión de 721 hectáreas, se perdió la oportunidad de implementar un modelo de gestión basado en basura cero. “Lo dejaron pasar y hoy nos dicen: o mandamos la basura a quemar o se joden y la basura va a estar en las calles. El Gobierno de la Ciudad de México se está dando un tiro en el pie”, señala. Basura cero es un modelo de gestión de residuos sólidos urbanos que tiene como objetivo reducir la generación de basura y recuperar los materiales, en vez de eliminarlos. Ramón Ojeda Mestre, experto en derecho ambiental internacional, denuncia además que no hubo proceso de saneamiento del Bordo -que recibió 76 millones de toneladas de basura en el tiempo que operó (1985-2011)-, como estipula la norma sobre tratamiento de residuos sólidos urbanos. Ahí se construirá la planta de Veolia, la primera de este tipo en América Latina y que empezará a operar en 2020, violando además la norma sobre residuos peligrosos, la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos e incluso el Acuerdo de París, que fija las metas para reducir la emisión de GEI. “Si de todo eso no nos hacen caso aquí, iremos a tribunales internacionales y desde luego que nos lo van a conceder, va a quedar México en ridículo”, advierte Ojeda sobre los planes de los grupos ambientalistas para echar atrás el contrato para la construcción, operación y mantenimiento de esa instalación durante los próximos 33 años.

11 de septiembre de 2018

Alerta de seguridad de la CPSC: cómo sobrevivir al huracán Florence


WASHINGTON, 11 de septiembre de 2018 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- El huracán Florence se está intensificando rápidamente mientras avanza directa y peligrosamente hacia la costa este de Estados Unidos, según el Centro Nacional de Huracanes (National Hurricane Center). La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commmission, CPSC) está alertando a los consumidores que este es el momento de tomar las precauciones necesarias. "Ahora es el momento de prepararse", dijo dice Ann Marie Buerkle, presidenta de la CPSC. "Todavía están a tiempo de tomar medidas de seguridad para salvaguardar la seguridad de familiares y amigos ante esta peligrosa tormenta."

The U.S. Consumer Product Safety Commission is an independent federal agency created by Congress in 1973 and charged with protecting the American public from unreasonable risks of serious injury or death from more than 15,000 types of consumer products under the agency's jurisdiction. To report a dangerous product or a product-related injury, call the CPSC hotline at 1-800-638-2772, or visit http://www.saferproducts.gov. Further recall information is available at http://www.cpsc.gov.

Los consumidores tienen que ser especialmente cuidadosos durante los apagones eléctricos, porque aumentan los riesgos de envenenamiento con monóxido de carbono (CO) e incendio. A continuación algunas medidas para mantener segura a su familia:

  • Opere plantas eléctricas (generadores portátiles) con seguridad. Lea la etiqueta de advertencia y el manual de instrucciones de su planta eléctrica antes de que azote la tormenta.
  • Si pierde electricidad, opere su planta eléctrica SOLAMENTE EN EXTERIORES, a por lo menos 20 pies de distancia de su casa.
  • NUNCA opere una planta eléctrica en el interior de una casa, garaje o cobertizo. El monóxido de carbono (CO) un gas venenoso que emiten las plantas eléctricas y puede MATAR en minutos. Al CO se le conoce como el "Asesino Silencioso" porque no se puede ver ni oler.
  • Asegúrese de tener instaladas en casa alarmas detectoras de monóxido de carbono en buen funcionamiento. Las alarmas deben estar afuera de cada área de dormir y en cada piso de su hogar.
  • También asegúrese de tener alarmas detectoras de humo y, ¡verifique las baterías! Debe haber estas alarmas en todos los pisos de la casa, en cada dormitorio y afuera de cada área de dormir.

Por favor comparta los siguientes recursos informativos de la CPSC en español disponibles para descarga:

Video sobre cómo sobrevivir un huracán: https://youtu.be/fovdH-afVq8

Centro de información sobre le monóxido de carbono de la CPSC: http://bit.ly/SeguridadCO

Afiche ¡Sobreviva! 4 riesgos mortales a evitar después de la tormenta: https://www.cpsc.gov/s3fs-public/StayAliveSpanish.pdf

Para entrevistas en español con la portavoz de la CPSC, llame a la oficina de comunicaciones al 301- 504-7908.

---

Acerca de CPSC:

La U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión para la Seguridad de los Productos del Consumidor de EE.UU., CPSC) está encargada de proteger al público contra riesgos irrazonables de lesión o muerte asociados al uso de miles de tipos de productos del consumidor bajo la jurisdicción de la institución. Muertes, lesiones y daños a la propiedad debido a incidentes con productos del consumidor le cuestan al país más de $1 billón de dólares al año. La CPSC está comprometida con proteger a consumidores y familias contra productos que presenten un riesgo de incendio, eléctrico, químico o mecánico. Los esfuerzos de la CPSC para asegurar que productos del consumidor --tales como juguetes, cunas, herramientas eléctricas, encendedores de cigarrillos y productos químicos del hogar -- sean seguros, contribuyeron a la disminución en el índice de muertes y lesiones vinculadas con productos del consumidor en los últimos 40 años.

La ley federal prohíbe a cualquier persona vender productos sujetos a un retiro del mercado voluntario anunciado públicamente y llevado a cabo por el fabricante; o a un retiro obligatorio ordenado por la Comisión.

Para reportar un producto peligroso o una lesión relacionada con un producto, visite www.SaferProducts.gov (en inglés) o llame a la línea de información de la CPSC al (800) 638-2772 o al teletipo (301) 595-7054 para discapacitados auditivos. Los consumidores pueden obtener información sobre noticias y retiros en www.SeguridadConsumidor.gov, vía Twitter en @SeguridadConsum o suscribiéndose para recibir los boletines electrónicos gratuitos de la CPSC.

Conéctese con nosotros (inglés/español):

SeguridadConsumidor.gov | CPSC.gov | SaferProducts.govYouTube | OnSafety Blog | Twitter | Flickr

*Entrevistas en español disponibles

Línea directa de la CPSC: (800) 638-2772
Contacto de la CPSC con los medios: (301) 504-7800 / 7908

Por área de especialización: Ver contactos de la CPSC aquí

Logo - https://mma.prnewswire.com/media/695177/US Consumer Product Safety Commission Logo.jpg

FUENTE U.S. Consumer Product Safety Commission

]]>