Obispos colombianos satanizan bodas y derechos a homos

Nada de suavizar la posición y antes por el contrario les sueltan un ¡no! rotundo

El presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, Luis Augusto Castro, reiteró hoy el no de la Iglesia Católica a matrimonios y a la promulgación de leyes que consagren derechos patrimoniales a parejas homosexuales.



Castro señaló a periodistas, durante la asamblea anual del Episcopado que delibera desde el lunes y hasta el viernes en Bogotá, que no se necesitan nuevas leyes para que las parejas homosexuales puedan organizar su patrimonio.



“Hay en el aparato jurídico colombiano muchas posibilidades para que hagan esto, de manera que no se necesita una ley nueva”, dijo el presidente de la Conferencia Episcopal y obispo de la ciudad de Tunja.



La Iglesia “no puede aprobar ninguna unión homosexual por contrastar con la ley moral natural”, subrayó el prelado al reiterar el rechazo de estos “matrimonios” entre personas del mismo sexo.



Insistió en que “no existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios”.



Castro se refirió a un proyecto de ley que se presentó en el Congreso de la República y que busca que la legislación colombiana acepte las uniones entre homosexuales y reconozca derechos patrimoniales cuando uno de los miembros de la pareja fallezca.



La Iglesia “respeta a los homosexuales” y les pedimos que no hablen de matrimonio, que busquen otras fórmulas, porque el matrimonio lo consideramos entre un hombre y una mujer”, concluyó el prelado.

Acerca del Autor