el colombiano

Piedra, papel o tijera, algo más que un simple juego de niños

El juego de manos “piedra, papel o tijera” es una diversión infantil que algunos adultos utilizan para dirimir sus asuntos, y también todo un “deporte” regulado por una asociación internacional y practicado en torneos en muchos países.

La máxima autoridad en esa disciplina -milenaria, según ciertos testimonios- es la World Rock Paper Scissors Society (Sociedad Mundial de Piedra, Papel o Tijera), con sede en Toronto (Canadá) y oficinas en varios países, entre ellos Estados Unidos.

La Sociedad regula y promueve ese deporte en todo el mundo, además de organizar conferencias, un retiro anual para practicantes y torneos mensuales en clubes e instituciones, aparte del Campeonato Mundial, que este año se celebra el 11 de noviembre en Toronto.

“Piedra, papel o tijera tiene un nivel de penetración social tal que es uno de los juegos más populares del planeta. De hecho, es el juego más practicado en el mundo”, dice la Sociedad en su página web, que contiene abundante información sobre el divertimento.

Allí se incluyen desde las reglas básicas para aprendices hasta las estrategias más avanzadas para campeones.

En esencia, el deporte enfrenta a tres jugadores, que tras cantar al unísono “piedra, papel o tijera, 1, 2, 3” deben mostrar al mismo tiempo una mano haciendo el gesto del arma que cada uno ha elegido.

Piedra es un puño, papel es la mano con los dedos extendidos y tijeras se hace con los dedos índice y corazón formando una “v”.

Las reglas establecen que la piedra vence a la tijera al romperla, la tijera vence al papel al cortarlo y el papel vence a la piedra al envolverla.

“Piedra, papel o tijera” lo practican los novatos como un juego de azar, aunque para los expertos de la Sociedad “la verdadera belleza y complejidad de un torneo se aprecia cuando se emplean las estrategias más avanzadas”.

Un caso célebre es el empresario japonés Takashi Hashiyama, que indeciso sobre a cuál de las dos grandes casas de subastas, -‘Christie’s o Sotheby’s-, consignarle la venta de su colección de arte, optó por lo que se ha dado a llamar el “juego de piedra, papel o tijera más caro de la Historia”.

Los orígenes del juego y sus distintas versiones en el planeta son oscuros incluso para la Sociedad, que en clave de humor afirma que los primeros jugadores deben haber sido los homo sapiens en sus intentos por resolver disputas por comida y apareamiento.

Sin embargo, Graham Walker, fundador de la Sociedad, señala, en un tono algo mas serio, que el registro escrito más antiguo data del 200 antes de Cristo y procede de Japón, donde el juego se conoce como “Jan-Ken”, al igual que en Perú y Brasil.

El juego pudo haber emigrado a Europa a mediados del siglo XVIII, donde por alguna razón misteriosa se asocia a Jean Baptiste Donatien de Vimeur, Conde de Rochambeau, un general francés que apoyó a George Washington durante la Revolución Americana.

Otras teorías atribuyen el origen del juego en Africa y Europa; de lo que no cabe ninguna duda es de su universalidad.

En Indonesia existe una versión conocida como “Jan-Ken”, mientras que en Chile se llama “Cachipún” y en Corea del Sur “Mook-Chi-Pa”.

Algunos han atribuido simbolismos abstractos -de carácter psicológico- a la piedra (poder, fortaleza, agresión), el papel (pasividad, cautela y sabiduría, también dinero) y las tijeras (la perversión, el mal y la tecnología).

Y no falta quien va más lejos y considera que el “piedra, papel o tijera” es “el Padre de todas las Artes Marciales”, que podrían haber nacido de la disputa surgida entre un grupo de jugadores de Oriente.

Según esa versión, los contrincantes se pudieron liar con los puños al no coincidir sobre el resultado que les deparó el juego.