Planned parenthood y la Aclu piden a la Corte protección para las mujeres

El alto tribunal considerará si las restricciones al aborto deben incluir protecciones para la salud de las mujeres

WASHINGTON, D.C. - La Unión Americana de Libertades Civiles (American Civil Liberties Union - ACLU) y Planned Parenthood Federation of America (PPFA) hoy instó a la Corte Suprema de Estados Unidos en Ayotte v. Planned Parenthood of Northern New England et al. a proteger la salud de las mujeres y a ejercer la capacidad de dejar sin efecto leyes anti-aborto que los médicos consideran podrían causar daño a sus pacientes.



"Si la Corte Suprema acepta los argumentos del gobierno, le dará luz verde a los estados para promulgar restricciones al aborto que podrían dañar la salud de las mujeres en una emergencia médica," dice Jennifer Dalven, directora adjunta del Proyecto de Libertad Reproductiva de la ACLU, y la abogada que presentó el caso ante la Corte hoy en nombre de los demandantes. "Esperamos que la Corte reconozca la importancia de proteger la salud de las mujeres y el acceso a un aborto seguro y legal y falle en nuestro favor".



El caso comenzó como un desafío a la ley de New Hampshire que impide que los médicos realicen un aborto a una adolescente menor de 18 años hasta que hayan transcurrido 48 horas de la notificación a uno de los padres. Contrariamente a los precedentes en la Corte Suprema, la ley no incluye una exención por emergencia médica para proteger la salud de la adolescente embarazada. Los tribunales inferiores dejaron sin efecto la ley debido a esta omisión.



Karen Pearl, presidenta interina de PPFA, advirtió sobre las repercusiones potenciales que este caso puede tener para la salud de las mujeres. "El gobierno de hecho está instando a la Corte Suprema a tomar la peligrosa decisión de prohibir que los médicos den máxima prioridad a la salud de sus pacientes", dice Pearl. "El gobierno no debe ser el juez de cuándo los médicos pueden o no atender a sus pacientes".



Los grupos señalaron que una decisión en Ayotte puede tener un alcance mucho mayor que el estado de New Hampshire, eliminando efectivamente el requisito de que las leyes de aborto deben incluir protecciones para la salud de las mujeres.



Las clínicas y proveedores de servicios de aborto en New Hampshire que presentaron el desafío son Planned Parenthood of Northern New England, Concord Feminist Health Center, Feminist Health Center of Portsmouth y Wayne Goldner.



Los abogados para los demandantes incluyen Dalven, Steven R. Shapiro, Louise Melling, Talcott Camp, Corinne Schiff, Brigitte Amiri y Diana Kasdan de la American Civil Liberties Union; Dara Klassel de Planned Parenthood Federation of America; Martin P. Honigberg de Sulloway & Hollis, PLLC; y Lawrence Vogelman, de Nixon Raiche Manning Vogelman & Leach, PA y el director legal de la New Hampshire Civil Liberties Union.



Para más información visite: CASO EN LA CORTE.




Acerca del Autor