Punto para la acupuntura

Aquellos que padezcan de fiebre del heno puede que encuentren un alivio en la acupuntura, según sugiere un estudio reciente, aunque todavía está por ver qué tal funciona la terapia en la "vida real".

El estudio, que contó con 422 personas con alergia a las hierbas y al polen, halló que a las personas a las que se asignó de forma aleatoria unas sesiones de acupuntura les fue mejor que a los pacientes que no las realizaron.

En promedio, afirmaron que habían experimentado mejoras con respecto a los síntomas y pudieron tomar una cantidad menor de medicamentos antihistamínicos durante las ocho semanas. Sin embargo, esta ventaja había desaparecido después de otras ocho semanas, según los hallazgos publicados en la edición del 19 de febrero de la revista Annals of Internal Medicine.

Aun así, eso no significa necesariamente que los beneficios de la acupuntura hubieran desaparecido, comentó el investigador principal, el Dr. Benno Brinkhaus, del Centro Médico de la Universidad Charite de Berlín.

Los síntomas de la fiebre del heno habían mejorado mucho en las personas de los tres grupos en la semana 16, y Brinkhaus indicó que probablemente se debió a que para entonces la temporada del polen estaba terminando.

El estudio se hizo bien y fue "positivo", porque la acupuntura pareció ser de utilidad, afirmó el Dr. Harold Nelson, alergólogo en el National Jewish Health, un hospital de Denver que se ha especializado en enfermedades respiratorias.

Acerca del Autor