Rifirrafe rojo

Rifirrafe rojo. Un conato de división se vive en las filas del Liberalismo por cuestionamientos a la campaña presidencial de Rafael Pardo. El primero en airearlo públicamente ha sido el vocero de ese partido, Carlos Arturo Piedrahita, quien le declaró a La Barca que “esa empresa electoral la habían privatizado en Antioquia, en cabeza de la familia Gaviria Correa”. Ahora aparecen nuevas aristas.

Manifiestan los autores de las críticas que “la tracto mula roja conducida por Pardo se varó en el cuatro por ciento de las encuestas o sea que está en el margen de error”.





Un documento. El barquero consultó a Piedrahita sobre un documento de respaldo a Rafael Pardo, en el que, supuestamente, aparece su firma.
El representante a la cámara respondió: “Yo no firmé eso. Allí puede aparecer mi nombre, pero no mi firma, como el de muchos más que, presuntamente, lo suscribieron”. Anotó que “esa es una actitud desesperada”.





Una reacción. .A su turno, el dirigente liberal paisa Ramón Elejalde le dijo en mensaje a La Barca: “Lo de la rebelión liberal no es cierto.
Seguramente algunos no van a trabajar, pero tampoco van a tener el valor civil de hacer un trasteo de frente. La reunión, me dicen varias fuentes, concluyó en muy buenos términos y se hicieron análisis serios sobre la situación, pero nada de rebelión. Barquero: debes abrir el ojo con las “piedritas” que te envían para publicar”.





¿Estampida? Los quejosos manifiestan que se cocina una estampida liberal que podría presentarse hoy jueves, después de conocida la encuesta de CM&, porque el Liberalismo, como están las cosas, tiende a desaparecer. Según Piedrahita, ya empacó maletas para el santismo el también “quemado” parlamentario paisa Mauricio Parodi y pronto harán el mismo trasteo los vallecaucanos Homero Giraldo y Germán Olano.

William Calderón
Acerca del Autor