Sangre derramada por cuotas de castas en la India

 

Al menos tres personas murieron en enfrentamientos con la Policía en protestas organizadas en el estado indio de Gujarat (oeste) por una comunidad que exige un tratamiento especial como grupo, informó hoy una fuente oficial.

Miembros de la comunidad "patel", que reclaman cuotas de reserva en centros educativos y empleo público, llevaron a cabo anoche actos vandálicos tras el arresto durante unas horas de su líder, Hardik Patel, en los que murieron dos personas, explicó a Efe el director general de la Policía de Gujarat, P.C. Thakur.

El responsable policial declaró que esas dos muertes se produjeron en la ciudad de Ahmedabad cuando las fuerzas del orden fueron atacadas y que el tercer fallecido se registró esta mañana cuando una multitud atacó una comisaría en la localidad de Palanpur.

Thakur afirmó que ahora la situación es "pacífica" en casi todo el estado y que solo se han registrado "incidentes esporádicos" y "algunos ataques a la Policía" en la jornada de hoy.

Tras los primeros disturbios de anoche, las fuerzas del orden establecieron el toque de queda en algunas áreas y cortaron el acceso a internet para impedir la difusión de "elementos maliciosos en las redes sociales".

El ministro de Interior indio, Rajnath Singh, informó en la red social Twitter de que había enviado fuerzas paramilitares con urgencia a petición del gobierno del estado.

Fuentes de ese departamento citadas por agencia estatal PTI cifraron en alrededor de 5.000 el número de soldados trasladados a la región.

Miembros de la comunidad "patel" reclaman desde hace semanas su inclusión en el grupo Otra Clase Subdesarrollada, lo que les daría acceso a un sistema de reserva de cuotas en centros educativos y empleo público que se aplica a los grupos más desfavorecidos del rígido y jerárquico sistema hindú de castas.

Los "patel", el 20 % de la población de Gujarat, han sido históricamente un grupo acomodado, muy involucrado en los negocios y en la industria de los diamantes.

Hardik Patel negó hoy que su grupo comenzase la violencia y afirmó que las protestas continuarán durante los próximos días.

"La Policía está provocando la violencia. Están pegando a madres, hermanas y niños pequeños. Yo no he dicho nada provocativo. Nuestro movimiento continuará por el camino de la no violencia", dijo Patel al diario local "Indian Express".

El primer ministro indio, Narendra Modi, llamó a los ciudadanos de Gujarat, estado que gobernó durante trece años, a "mantener la paz", ya que, escribió en su cuenta de Twitter, "la violencia nunca logrará nada".

 

 

Acerca del Autor