Santificado sea su nombre


Colombia votó por la paz y reeligió a Juan Manuel Santos, con 50.89% de los votos, en unas reñidas elecciones en las que el candidato del uribismo. Óscar Ivan Zuluaga obtuvo 45.06% de respaldo del electorado.

Con ese resultado irreversible a las 5 de la tarde, Colombia le entregó al candidato-presidente cuatro años más de mandato para culminar los diálogos de paz que actualmente realiza el gobierno con la guerrilla de las farc y eventualmente con el también grupo guerrillero Eln, el cual manifestó la semana pasada su deseo de poner fin al conflicto armado.

Vencido en la primera vuelta de las elecciones por su adversario, Santos siguió adelante ofreciéndole a los colombianos la alternativa de apoyar el proceso de paz o dar un nuevo viraje a la guerra, tal como era el postulado central del partido de Zuluaga que tiene en el expresidente Álvaro Uribe su guía e inspiración.

Acerca del Autor