Se abren más puertas para la educación de los hispanos

Innovadores programas escolares contribuyen a preparar a estudiantes latinos para la educación universitaria y el éxito en sus carreras

Cinco innovadores programas escolares en comunidades insuficientemente servidas del país están ayudando a alumnos procedentes de familias de bajos recursos y minorías étnicas a prepararse para los estudios universitarios y sus carreras. Tres de dichos programas radican en escuelas que prestan servicios predominantemente a estudiantes hispanos.


Según un nuevo informe dado a conocer hoy, estos programas comparten una estructura común y efectiva: mayor participación de los padres, introducción temprana de la idea de la educación superior, implementación de métodos culturalmente relevantes en la educación, y un mejor acceso a cursos exigentes que se necesitan para matricular en centros universitarios.


Los programas están haciéndole frente a los desafíos vitales de la educación actual. En la nación, sólo el 70 por ciento de los alumnos de enseñanza secundaria se graduaron puntualmente en el año 2004, según el reporte “Diplomas Count” (Conteo de Diplomas) 2007 de Education Week. El índice de graduación de alumnos hispanos fue del 58 por ciento, mientras que el de los estudiantes afroamericanos fue del 53 por ciento.


Con demasiada frecuencia, los estudiantes que se gradúan no están preparados para la enseñanza superior, pues sólo el 20 por ciento de los alumnos hispanos, y el 23 por ciento de los afroamericanos que iniciaron estudios secundarios en el año escolar del 2002, se graduaron con elegibilidad para matricular en centros universitarios, según el Instituto Manhattan.


Rethinking High School: Preparing Students for Success in College, Career, and Life[1] (Reformulación de la enseñanza secundaria: Cómo preparar a los estudiantes para tener éxito en la universidad, la carrera y la vida), es el cuarto informe de una serie realizada por WestEd, firma sin fines de lucro de investigaciones de educación. El informe, encargado por la Fundación Bill y Melinda Gates, analizó programas que prestan servicios a estudiantes predominantemente de familias de bajos recursos y minorías étnicas en Oakland, California; Mabton, Washington; Houston, Texas; Bridgeton, Nueva Jersey; y Portland, Oregon. Aunque sus métodos varían, cada uno de ellos ha demostrado progresos tempranos como mejores calificaciones, índices de graduación y de matrícula universitaria de sus estudiantes.


“Las comunidades de Estados Unidos enfrentan gran parte de los mismos desafíos en la preparación de los estudiantes para el éxito en la enseñanza secundaria y más allá”, expresó Tracy Huebner, investigadora principal de WestEd y autora principal de la serie Rethinking High School. “Por medio de líderes firmes, participación de los padres, maestros efectivos, currículos rigurosos y respaldo culturalmente relevante para los estudiantes en cada paso del camino, las cinco escuelas analizadas en este reporte son modelos para las demás comunidades que enfrentan bajos índices de graduación y de matrícula en la enseñanza superior”.


Tres de los programas analizados en el informe demuestran la existencia de numerosos métodos efectivos para preparar a los alumnos hispanos con vistas al éxito en la educación superior, la carrera y la vida:


· Lionel Wilson Preparatory Academy: Los estudiantes hispanos componen el 82 por ciento del alumnado en esta escuela charter de Oakland, California. La escuela está contribuyendo a nutrir una cultura de estudios universitarios con la introducción temprana a la idea de la educación superior, y la participación de los padres. La escuela lleva a cabo una feria anual donde los alumnos deben acudir acompañados por sus padres. El espíritu universitario se solidifica en su lenguaje, pues el lema de los estudiantes es: “¿College? ¡Claro! Es mi derecho, mi futuro, y mi realidad”. Se demuestra su éxito en que, entre los años 2004 y 2006, los alumnos de Wilson han logrado consistentes mejoras en Matemáticas e Inglés. De hecho, el porcentaje de alumnos con calificaciones notables o excelentes en Matemáticas triplicó del 11 al 34 por ciento.


· Mabton Junior/Senior High School: Ubicada en el área rural de Washington, Mabton High School está compuesta por un 94 por ciento de alumnos hispanos. El currículo con preparación para la educación superior que se pone en práctica en todo el centro, tiene el propósito de elevar las posibilidades de estudios universitarios de su alumnado predominantemente hispano. Y sus progresos en esta área son indiscutibles: en 1996 Mabton no impartía clases de ubicación avanzada (Advanced Placement, AP). En la actualidad, cerca del 40 por ciento de los alumnos del penúltimo y último año se benefician con clases AP de Inglés, mientras que muchos otros asisten a cursos AP de Biología y Español.


· YES Prep Public Schools, Southeast Campus: El alumnado de esta escuela charter de Houston, Texas, está compuesto por un 96 por ciento de hispanos. Uno de los requisitos de graduación del programa es ser aceptado en un centro de estudios superiores de cuatro años. Como resultado, todos los alumnos de último año de Southeast se someten a exámenes SAT de admisión a centros de estudios superiores, y desde el 2000-2001 al 2005-2006, sus promedios de calificaciones han sido más altos que los de alumnos del Distrito Escolar Independiente de Houston (Houston Independent School District, HISD) y de todo el estado. El 87 por ciento de sus graduados son los primeros de sus familias que cursan estudios universitarios.


Si bien el reporte destaca los métodos innovadores y progresos de los programas, también evidencia cómo cada uno de ellos se enfrenta a cinco obstáculos comunes que encaran los alumnos procedentes de familias de bajos recursos:


· Preparación inadecuada al matricular en la enseñanza secundaria


· Concepto de que la enseñanza universitaria es un objetivo inalcanzable


· Currículo desconectado y bajas expectativas de los alumnos


· Preparación inadecuada para los estudios universitarios


· Insuficientes oportunidades educacionales para quienes abandonan los estudios


“Programas innovadores como éstos demuestran que todos los estudiantes pueden vencer los obstáculos para el éxito, en un ambiente que les hace tener altas expectativas y les brinda el apoyo necesario”, añadió Vicki Phillips, directora de educación de la Fundación Bill y Melinda Gates. “Cada alumno en cada comunidad merece una educación de alta calidad que le abra las puertas de la oportunidad”.


El nuevo informe también les hace seguimiento a cinco programas analizados previamente en el reporte Rethinking High School del 2005, que siguen mostrando resultados consistentes. En su conjunto, estos programas de educación forman parte de un creciente movimiento nacional de más de 1,800 escuelas y programas respaldados por la Fundación, creados para garantizar que todos los estudiantes de enseñanza secundaria se gradúen listos para los retos de la economía global actual.


A nivel nacional, la Fundación y sus aliados se enfocan en incrementar los índices de graduación y preparación para estudios universitarios, respaldando la creación de nuevas escuelas secundarias de alta calidad, y la transformación de las escuelas existentes con bajos índices de rendimiento en entornos de aprendizaje más concentrados y efectivos. Hasta la fecha, la Fundación ha invertido más de $1.7 mil millones en el mejoramiento de escuelas secundarias, apoyando este tipo de centros en 47 estados y el Distrito de Columbia.


SEATTLE

Acerca del Autor