Se acabó el despilfarro en viajes y celulares

El presidente Álvaro Uribe anunció hoy recortes en viajes, celulares y funcionamiento en algunas entidades, dentro de un plan estatal de austeridad.


"Donde haya que eliminar gastos innecesarios de viajes, telefonía celular y programas de funcionamiento que se haga para que este Gobierno le muestre al país voluntad de hacer saneamiento", dijo hoy Uribe a periodistas.


El gobernante reiteró que el Gobierno se ha comprometido en un recorte de gasto público por unos 830 millones de dólares, sin incluir disminuciones en la política de seguridad democrática, en el gasto social y en infraestructura.


Las medidas buscan reducir un déficit fiscal estimado de 3,3 por ciento este año y también que no se aumente el desempleo, actualmente en el 11 por ciento.


Uribe insistió en la necesidad de no poner en riesgo un modelo de estímulos a la inversión, que en el aspecto tributario ya empieza a producir resultados positivos, sostuvo.


Recordó que en su Administración "llegamos con un compromiso de total austeridad", y añadió que "si ha habido algún olvido, pues es la hora del recorderis".


El presidente indicó que el objetivo de estas medidas es contribuir al proceso de restablecimiento de una tasa de cambio competitiva, que proteja el empleo de sectores de intensa mano de obra, que en los últimos meses se han visto afectados con la volatilidad en el tipo de cambio.


Insistió en que el Gobierno tiene que ser riguroso para no afectar con estos recortes la inversión en seguridad democrática, su política contra la violencia de grupos armados y el narcotráfico.


Tampoco en obras de infraestructura o en los programas de apoyo a los sectores más pobres como los que prestan algunas entidades oficiales de asistencia.


El Jefe de Estado reiteró el llamado a los colombianos para que defiendan "un modelo que está mostrando avances en seguridad, en confianza inversionista, y en lucha contra la pobreza".


Dijo que no se va "a poner ahora en juego (los incentivos tributarios) en el debate político que empieza a darse por estas dificultades de la economía mundial, como son el alza en los precios de combustibles, el alza en los precios de alimentos, y problemas de monedas, como la pérdida de valor del dólar".


El jefe del Estado colombiano invitó a las empresas de servicios públicos que registran "bonanza por las tarifas y por la situación económica general", a que "ayuden" en el proceso de ajuste y de austeridad.

Acerca del Autor