Siempre incluya el examen médico con la solicitud de ajuste de estatus

Para que no se la dilaten en el tiempo

Un tema frecuente que sale a flote en los casos de residencia por “ajuste de estatus” (I-485), que normalmente retrasa a un individuo para recibir su ‘green card’, es la falla al someter el requisito del examen médico con la solicitud inicial I-485.



Bajo las regulaciones actuales, el USCIS lo requiere ahora con la solicitud inicial. Este reporte médico, practicado por un doctor designado por el USCIS llamado “cirujano civil designado”, debe ser entregado al USCIS en un sobre sellado, emitido por la oficina del doctor designado por el USCIS.



Usted debe tener en cuenta que los examenes médicos realizados por doctores que no están designados o autorizados por el USCIS serán invariablemente rechazados, por lo tanto no vale la pena que pierda su tiempo y dinero con esas ‘sustituciones’.



Una creencia errónea general es que los examenes médicos expiran a los seis meses. Eso era así antes. Esto ya no es verdad. Los examenes médicos y las huellas dactilares son ambos considerados válidos por el USCIS hasta la entrevista de la residencia.



Cuando una solicitud I-485 es procesada y no hay reporte médico, el oficial emitirá lo que se llama una “Solicitud de Información” (RFE “Request for Evidence por las siglas en Inglés) solicitando el reporte. Esto causa demoras innecesarias, las cuales pueden añadir un mes o más de tiempo de procesamiento, en un proceso de por si ya largo y confuso y no es eso lo que ni usted ni su abogado quieren.



Cuando un caso es preparado adecuadamente desde el comienzo el proceso de ajuste puede ser realmente suave. Sin embargo, siempre pueden existir retrasos en obtener permisos de trabajo (EAD's) y documentos de viaje (Advance Parole) y a veces los recibos del USCIS nunca le llegan al solicitante. Pero en general, en tanto que el caso sea preparado adecuadamente, su caso podrá moverse a través del sistema en el tiempo de proceso regular y eventualmente será programado para una entrevista de ajuste de estatus en su oficina distrital local del USCIS. ¡¡Buena Suerte!!


Pregunta: Soy un ciudadano estadounidense naturalizado y mi esposa (con la cual recientemente me casé) vive en Bogotá. Luego de casarnos a comienzos de este año, sometí una solicitud familiar cuando volví a los Estados Unidos para otorgarle la residencia. Ella viajó para estar conmigo el mes pasado y el oficial de inmigración en el aeropuerto le preguntó a qué venía a Miami. Ella le dijo la verdad, que ella había venido a vivir conmigo, con su esposo y el oficial rehusó otorgarle la entrada a los Estados Unidos y le dijo que ella tendría que esperar en Colombia para obtener una visa en la Embajada de los Estados Unidos en Bogotá. Estoy tan bravo y ni lo puedo creer, ¿qué puedo hacer ahora?



Respuesta: Ese es un problema común para nacionales extranjeros quienes tenían peticiones familiares (I-130) sometidas a favor de ellos en Estados Unidos. Las visas de turismo a los Estados Unidos (visas B-2) son para viajes temporales a los unión americana para propósitos no-migratorios. Una vez un nacional extranjero indica que él/ella intenta inmigrar a los Estados Unidos, el oficial puede negarle la entrada. Sin embargo, si su esposa hubiera venido de vacaciones y le hubiera dicho al oficial eso, pudiera haber entrado. No hay garantía, puesto que los inspectores de inmigración tienen mucho poder discrecional en estos casos.



Lo que usted puede hacer ahora, es solicitar una visa K-3 para traer su esposa a los Estados Unidos para poder someter el ajuste de estatus (residencia) acá. Una vez la solicitud de visa K-3 es aprobada en los Estados Unidos a su esposa le pueden emitir una visa K-3 en la embajada estadounidense en Bogotá.



El tiempo de procesamiento en el Centro de Servicio de los Estados Unidos está tomando alrededor de seis meses, luego otro mes o más para recibir una entrevista en la embajada. Una vez ella recibe la visa K-3, ella puede viajar a los Estados Unidos y someter la solicitud de ajuste de Estatus I-485.



La visa K-3 también se utiliza en casos donde el cónyuge nacional extranjero no tiene visa de turismo para los Estados Unidos y no puede venir a este país de ninguna otra manera legal.



Pregunta: Soy la esposa de una persona con visa L-1. Escuché que el cónyuge de visa L-2 puede trabajar. ¿Es esto cierto? Si es así, ¿puedo obtener un permiso de trabajo? ¿Es posible que yo cree mi propia compañía, en vez de trabajar para otros empleadores? Sacaré mi licencia de real estate pronto y quiero trabajar en propiedad raíz.



Respuesta: Si, un cónyuge L-2 con un permiso de empleo puede ser su propio jefe. Usted puede comenzar su propia compañía y pagar su propio salario.



Sobre la visa L-1



La visa L-1 Ejecutiva Multinacional es la que permite transferir ejecutivos y gerentes de compañías extranjeras a una subsidiaria existente en los Estados Unidos. Con esta visa, los transferidos pueden someter una solicitud I-140 y Tarjeta de Residencia inmediatamente, sin el requisito de una certificación laboral.



Esto continúa siendo una de las opciones mas rápidas para obtener la residencia estadounidense.



Para una consulta

(954) 382-5378

zplaw@fdn.com

Estamos ubicados en

Inverrary Boulevard Plaza

4522 Inverrary Blvd,

Lauderhill Florida 33319


Caroly Pedersen
zplaw@fdn.com

Acerca del Autor