Sigue el ‘desmadre’ en Irak


Al menos veinte civiles iraquíes murieron hoy y otros treinta resultaron heridos en un atentado suicida contra un grupo de kurdos en la ciudad de Baquba, capital de la provincia de Diyala, al noreste de Bagdad.

El ataque fue cometido por un suicida, que hizo estallar el cinturón de explosivos que llevaba adosado al cuerpo en medio de un encuentro de civiles kurdos, informaron a Efe fuentes policiales.

El grupo celebraba la emisión de un vídeo en el que aparecía el presidente iraquí, Yalal Talabani, depositando su voto en un centro de votación en Alemania, donde se encuentra recibiendo un tratamiento médico tras un ataque al corazón.

El encuentro se estaba produciendo frente a la sede de la Unión Patriótica del Kurdistán en el centro de Kanakin, en el noreste de Baquba, cuando el suicida provocó la detonación en medio de los civiles.

La cifra de víctimas podría aumentar, ya que muchos de los heridos se encuentran en situación crítica, según la fuente.

Las fuerzas de seguridad acordonaron la zona tras el ataque en previsión de nuevos posibles atentados.

Talabani está recibiendo tratamiento en un hospital de Alemania desde finales de 2012 y esta es la primera vez que aparece en un vídeo sentado en una silla de ruedas mientras deposita su voto para los comicios legislativos del próximo miércoles, que ayer y hoy estuvieron abiertos a la votación para los iraquíes residentes en el extranjero.

Al menos 26 miembros de las fuerzas de seguridad y militares iraquíes murieron hoy en ataques contra diferentes centros electorales en la jornada de votación anticipada para los miembros de la Policía y el Ejército.

Acerca del Autor