SIP lamenta que Corte Suprema de Colombia no revisará caso de periodista

Miami (EE.UU.), 30 abr (EFE).- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) lamentó hoy la decisión de la Corte Suprema de Justicia de Colombia de no admitir la demanda de revisión del caso relacionado con el asesinato del periodista Nelson Carvajal Carvajal, promovida por la Procuraduría General de la Nación.


La SIP en un comunicado expresó su decepción frente a los "pocos avances" para castigar a los responsables del asesinato que ocurrió el 16 de abril de 1998 en Pitalito, localidad del Huila (Colombia).


La solicitud tenía como fin que se revisaran las sentencias del Juzgado Único Penal del Circuito de Neiva y la Sala Penal del Tribunal Superior de ese distrito judicial, por las que fueron absueltos tres acusados en el crimen, según dijo la SIP.


También lamentó la decisión del Consejo Seccional de la Judicatura del Huila, que el 7 de diciembre de 2007 resolvió declarar la prescripción de la acción disciplinaria a favor de un fiscal 22 seccional de Pitalito y de José Luis Ossa Barrios, Juez Único Penal Especializado, por las "irregularidades en el proceso penal del caso Carvajal".


La SIP reclamó no haber sido informada a tiempo sobre esa decisión, mientras esperaba los resultados de dichas investigaciones, según una comunicación del propio Consejo de Judicatura del 19 de noviembre de 2007.


Por otra parte, la SIP reclamó al Gobierno y a las autoridades militares de Colombia aclarar e investigar los hechos de los que ha sido víctima Gustavo Álvarez Gardeazábal, integrante del programa La Luciérnaga de Caracol Radio.


El periodista denunció la presencia de miembros del Ejército en inmediaciones de su casa en momentos en que seis hombres y una mujer irrumpieron en su residencia, amenazaron con secuestrarlo y se llevaron tres computadores con información periodística.


Álvarez Gardeazábal expresó ante la Unidad de Respuesta Rápida de la SIP que la Policía le informó sobre la presencia de la camioneta del Ejército, pero que las autoridades militares explicaron que realizaban labores humanitarias, y que el vehículo servía para trasladar a un discapacitado que se encontraba cerca de la vivienda del periodista sin relación con su caso.


El comunicador dijo además que el Ejército pretendió retirar a la comisión investigadora de la Policía.

Acerca del Autor