¿Su cosmético es de piel de criminal ejecutado?

El diario británico The Guardian denuncia una práctica habitual.

Podría parecer una anécdota macabra sacada de una película de terror, pero no es más que una práctica "tradicional que no merece ser motivo de escándalo", según la propia empresa denunciada por The Guardian dice. Y lo que no merece ser motivo de escándalo es que para la elaboración de sus cosméticos (que exporta a la Unión Europea y Estados Unidos) utilizan piel de los cuerpos de presos ejecutados.



Por motivos legales el nombre de la compañía no puede ser citado, pero según explicaron representantes de la empresa a los periodistas que realizaban esta investigación clandestina, los pedazos de piel son utilizados en colágeno labial y cremas antiarrugas, una práctica "tradicional" que, sin embargo, no fue reconocida por la empresa cuando The Guardian le preguntó oficialmente.



Dicho diario añade que posiblemente se estén utilizando también tejidos de fetos resultantes de abortos para la fabricación de cremas antiarrugas.



Periodista Digital

Acerca del Autor