Susuki XL7 2009: más tecnología y mejor rendimiento para completar ‘una semana única’

La semana que pasó trajo dos eventos inéditos para mi: por un lado el privilegio de votar por vez primera en unas elecciones de los Estados Unidos –y no en una cualquiera, sino en la que resultó electo el primer presidente afroamericano de esta gran nación— y por otra parte la oportunidad de probar un auto Susuki. Lo primero tiene varias explicaciones, que no vienen al caso, en cuanto a lo segundo, sencillamente no lo había hecho antes y no me da pena confesarlo. Total, siempre hay un inicio en todo. Afortunadamente para mi, esa oportunidad fue con la distintiva y estilizada Suzuki XL7 del 2009, una suerte de SUV con modales de crossover.


Este modelo ofrece la combinación perfecta de tamaño, estilo, poder, flexibilidad y ‘rebuscando’ información me enteré que este año viene con mejoras en el rendimiento de combustible y cantidad de funciones, respecto de sus predecesores.


El XL7 2009 posee capacidad para siete personas y su diseño proviene directamente del conceptual Suzuki Concept-X, exhibido en el NAIAS del 2005. El chasis brinda una lectura de manejo parecida a la de un sedán deportivo, gracias a la suspensión, que cuenta con el sistema Nivomat, el cual mejora sustancialmente la estabilidad, sobre todo si el vehículo lleva mucha carga.


Funciona con un motor de 3.6 litros V6 DOHC con 252 caballos de fuerza y 243 libres de torsión que incluye tecnologías que aseguran un desempeño más deportivo, silencioso y suave. Además existe la opción de incluir sistema de tracción delantera o tracción integral.


El nuevo motor mejora el consumo de combustible por cerca de 10% comparado con el modelo anterior, con un estimado de la EPA (Agencia de Protección al Ambiente) de 17 millas por galón en la ciudad y 24 en carretera, lo que nos ofrece un nada despreciable promedio de 20.5 millas por galón.


La transmisión es de 5 marchas, automática, pero cuenta con controles manuales opcionales. En el plano de la seguridad dispone de opciones de última generación que entregan un balance perfecto entre forma y función, por lo que su estructura de acero de gran resistencia brinda una excelente protección a todos los ocupantes, al tiempo que incluye 4 bolsas de aire para conductor y pasajero, bolsas de aire laterales, cinturones de seguridad de tres puntos con limitantes de carga, cinturones frontales pretensionados, además de un sistema de monitoreo de la presión de las llantas, para que nada nos tome de sorpresa.


Cuenta con frenos de disco en las cuatro ruedas y sistema ABS con distribución electrónica del frenado, programa electrónico de estabilidad con control de tracción que asegura la estabilidad del vehículo durante las curvas, maniobras de emergencia y superficies resbalosas; así como sistema de monitoreo de presión de los neumáticos.


Y abundando en detalles relacionados con la seguridad, incluye un sensor que monitorea el ángulo del vehículo para evitar volcaduras dependiendo de lo resbaloso del camino y la velocidad a la que se conduzca.


Para mejorar y simplificar la experiencia de manejo, cuenta con un display que ofrece vista de la parte trasera que se incluye en modelos limitados de la XL7.


Cuando el vehículo está en reversa, se activa otro display en el espejo del lado izquierdo que también muestra lo que pasa detrás de la crossover, por lo que el conductor mantiene la vista en el punto natural, en lugar de dirigirlo a la consola central como sucede con otros vehículos.


Al momento en que el vehículo está aparcado o en movimiento, el display de vista trasera, desaparece.


Cualquiera podría señalar que este modelo se siente como un vehículo pesado detrás del volante, pero es dable considerar que las 3,800 y 4,100 libras son razonables para el nivel de espacio y comodidad que brinda el vehículo. La aceleración es mas que aceptable, con 7.7 segundos para alcanzar desde 0 las 60 mph, y 16 segundos para recorrer un cuarto de milla. Pocos en su segmento pueden exhibir mejor desempeño.


En términos de comodidad, la XL7 cuenta con un interior refinado con capacidad hasta para siete pasajeros, digno de un sedán sofisticado más que de una SUV.


Tiene un interior muy espacioso comparable con el de las SUVs más grandes e incluye un equipamiento tan versátil, que satisface las necesidades de la rutina diaria y las del fin de semana.


Su equipamiento incluye aire acondicionado con control de clima, sistema de audio con seis bocinas y radio AM/FM y reproductor de CDs, volante ajustable, cruise control, computadora de viaje con centro de información para el conductor, rines de 16 pulgadas y alarma con inmovilizador de motor.


La versión con tracción delantera añade asientos de piel, asiento del conductor con seis opciones de posición, asientos frontales climatizados, volante con controles de audio, sunroof y cambiador de 6 CDs con capacidad de reproducir MP3.


Para hacer de los viajes y la exploración un gran placer, los modelos Limited incluyen sistema de navegación con pantalla táctil, sistema de audio Pioneer con siete bocinas, faros de niebla, inicio remoto de motor y rines de cromo de 17 pulgadas.


Como toda la línea Suzuki 2009, la XL7 incluye una garantía de funcionamiento, válida durante las primeras 100 mil millas o siete años.










Acerca del Autor