¿Tiene problemas de encías? Su corazón podría ser lo siguiente

Un mal cuidado dental contribuye a la acumulación de la placa rica en colesterol en las paredes de las arterias

Hay evidencia creciente de que cepillarse, usar hilo dental y someterse a revisiones dentales regulares podría ser la clave de una buena salud cardiovascular.



“Las personas que tienen infecciones crónicas, y la enfermedad de las encías es una de las infecciones crónicas más importantes , tienen un aumento en el riesgo de aterosclerosis (endurecimiento de las arterias) y enfermedad cardiaca coronaria posteriormente en su vida”, afirmó el vocero de la American Heart Association, el Dr. Richard Stein, quien es también director de cardiología preventiva del Centro Médico Beth Israel de la ciudad de Nueva York.



Stein aseguró que aconseja regularmente a sus pacientes que están preocupados sobre su riesgo de ataque cardiaco que incorporen una buena atención periodontal en sus estrategias de prevención, al igual que harían con el ejercicio regular, las dietas saludables y los medicamentos apropiados.



La razón es que la enfermedad periodontal crónica, que es causada por un número de bacterias orales, parece provocar un proceso inflamatorio que exacerba y contribuye a la acumulación de la placa rica en colesterol en las paredes de las arterias.



“La presencia de una infección crónica en la boca es muy similar a una infección crónica en cualquier otra parte del cuerpo, en cuanto a que significa una recarga sobre el sistema de respuesta de nuestro cuerpo”, explicó el Dr. Ronald Inge, director ejecutivo asociado de la división de práctica dental de la American Dental Association en Chicago.



“La manera en que el cuerpo responde (a esa recarga) es enviar diferentes elementos al torrente sanguíneo, y esos elementos crean placa, así de simple”.



De hecho, un estudio publicado a principios de este año en el boletín Circulation encontró que los pacientes con altos niveles de bacterias de enfermedad de las encías también tenían alto riesgo de aterosclerosis.



“Esto demuestra que la (salud de la) boca no está aislada de la del resto del cuerpo”, señaló Inge.



Según Stein, los expertos han sabido sobre la relación periodontal y cardiovascular durante alrededor de una década. “En general se ha convertido en un problema más grande porque tenemos menos caries debido al flúor y estamos viviendo más”, añadió. “Entonces, cada vez más, lo que nos está haciendo perder nuestros dientes es la enfermedad periodontal”.



Pero hay mucho que se puede hacer para evitar que las bacterias encuentren una cálida bienvenida en sus encías. Según Inge, estos son algunos consejos:



Visite a su odontólogo. Un examen oral completo permitirá al odontólogo detectar y diagnosticar la enfermedad de las encías, medir su gravedad y ordenar un tratamiento apropiado. Los tratamientos incluyen la eliminación de las bacterias a través del raspado y alisado de raíces, y el uso de antibióticos.



Cepíllese y use hilo dental regularmente. Mientras más frecuentemente aleje la comida de sus dientes mejor, ya que la limpieza regular priva a las bacterias de los nutrientes que necesitan.



No coma entre comidas. Cada bocadillo brinda una nueva comida a los gérmenes que están trabajando duro para destruir sus dientes y encías. Si no puede evitar comer entre comidas, Inge recomienda alimentos menos pegajosos que no se adhieran a la estructura de los dientes.



Stein anotó que hay un grupo de adultos que tal vez no tengan que preocuparse sobre los problemas periodontales: los que tienen dentaduras postizas. “Para tener una infección en las encías, hay que tener dientes”, aseguró.



Sin embargo, la mayoría de estadounidenses preferirían conservar sus dientes y mantener sus corazones y arterias saludables. Según Stein, el cuidado de la salud oral buena podría ayudar a lograr ambas metas.



“Cuidar los dientes es parte de una buena salud y calidad de vida en general”, afirmó” y podría también tener que ver con la protección de su corazón”.



Acerca del Autor