Todos contra el narcotráfico

El presidente colombiano Álvaro Uribe advirtió que el narcotráfico debe combatirse con unión más que con recriminaciones y sostuvo que en esa lucha deben participar todas las fuerzas del Estado, incluido el ejército.




“Todo el mundo tiene que participar: la policía, la justicia, el ejército, todas las fuerzas institucionales”, enfatizó el mandatario en entrevista con Notimex.




Uribe también extendió la colaboración en el combate al narcotráfico a otras áreas del trabajo conjunto regional, como el Proyecto Mesoamérica impulsado por México y que incluye a América Central. Además, consideró “afortunado” que Colombia haya sido sumada.




El mandatario se refirió al riesgo que enfrentan todos los países de convertirse en productores, consumidores o zonas de paso del narcotráfico, flagelo que debe ser abatido con responsabilidad y unión más que con recriminaciones.




“Todo el mundo, las mayores víctimas y las víctimas potenciales, (deben) trabajar intensamente en la solución y serla”, enfatizó.




El presidente Uribe, quien cumple su segundo mandato constitucional, habló con Notimex en el marco de la Segunda Cumbre Regional Ampliada sobre las Drogas, Seguridad y Cooperación, cuya primera edición se dio en República Dominicana y que tendrá su próxima cita en México.



Estas reuniones, dijo, están produciendo el efecto de unir a todos en lugar de caer en la recriminación de señalar: “es que yo no tengo responsabilidad porque aquí consumen, porque usted produce”.




En la cumbre de un día que concluyó el pasado fin de semana con la participación de 25 países, se firmó una Declaración y un Plan de Acción que complementan los esfuerzos nacionales, bilaterales y multilaterales para combatir al narcotráfico.




Uribe manifestó que ahora México registra un gran sacrificio en ese combate, ya que se trata de una lucha dura que cobra muchas vidas, pero en la cual ve que existe “toda la determinación para extirpar ese cáncer”.




Esa lucha hay que darla por las nuevas generaciones, agregó, porque no podemos dejar que prevalezcan “estos grupos que no tienen valores morales, carecen de sentido de la ética, (y) desconocen el ordenamiento jurídico”.




“Sin la moral, sin la ética, sin el respeto a la ley positiva las sociedades se desintegran, y en unas sociedades desintegradas, anárquicas, las nuevas generaciones no conquistan su felicidad”, añadió el mandatario.




Manifestó que los ciudadanos deben participar “con su conducta y con su capacidad de denunciar; que nadie tenga vínculos con el narcotráfico, que nadie tenga vínculos con ese terrorismo, y que todo el que sepa donde hay un narcotraficante lo denuncie”.




Sobre el particular, añadió que de los 44 millones de habitantes de Colombia, casi cinco millones son “cooperantes de la fuerza pública, cuya colaboración ha sido clave en la lucha contra el narcotráfico”.




Al abordar el Proyecto Mesoamérica, subrayó la firma al margen de la cumbre del acta que compromete a Colombia y Panamá en la construcción de la línea transmisora de electricidad que interconectará a México, Centroamérica y a su propio país.




“Yo estoy muy emocionado de que Colombia se integre con Centroamérica y con México”, dijo al subrayar más retos regionales dentro del Proyecto Mesoamérica como el desarrollo de energías alternativas, biocombustibles y geotermia, entre otros.




Algún día, finalizó, “tendremos que tener la carretera” que comunique a todo el continente, desde Alaska hasta la Patagonia , y de la cual sólo sigue pendiente el tramo del Darién, entre Colombia y Panamá.

Sergio Uzeta

Acerca del Autor