Transplante de hígado incluído en plan obligatorio de salud

Beneficia a los afiliados del régimen contributivo

Bogotá, 14 ene. (SNE). Una buena noticia trajo el nuevo año para los afiliados al régimen contributivo. A partir de enero el Plan Obligatorio de Salud (POS) incluye un nuevo procedimiento que traerá grandes beneficios para las personas que sufren de falla hepática: el trasplante de hígado.



La decisión acoge una recomendación hecha por el Ministerio de la Protección Social de incluir este procedimiento en el POS, teniendo en cuenta su mínimo impacto en las finanzas de las Empresas Promotoras de Salud (se estima en 194 pesos por afiliado al año), los positivos efectos en la calidad de vida de los pacientes y el alto costo que tiene esta intervención (cerca de 100 millones de pesos), lo que impedía que se le practicara a las personas que lo requerían.



“En consecuencia, desde ahora las Empresas Promotoras de Salud están en la obligación de ofrecer este procedimiento a todos los pacientes que lo requieran sin exigir ningún pago, pues ya está incluido en el POS”, anunció el ministro de la Protección Social, Diego Palacio Betancourt.



Aclaró que por ser de alto costo, este procedimiento no tiene copagos ni cuotas moderadoras.



Destacó que con esta inclusión ya son 5 los trasplantes contemplados en el POS contributivo, pues también fueron incluidos los de córnea, corazón, médula ósea y riñón, lo cual garantiza una atención integral en salud, más beneficios para los afiliados y mayor grado de satisfacción por parte de los mismos.



CALIDAD DE VIDA



El trasplante de hígado es un procedimiento al cual más del 80 por ciento de los operados sobrevive con una muy buena calidad de vida, según lo reportado por las distintas instituciones donde se practica.



Las tasas de sobrevivencia de más de 10 años registradas en el mundo varían entre el 75 y el 86 por ciento, y en algunos países el hígado es el órgano más trasplantado en forma altamente exitosa.



Tanto en niños como en adultos suele ser el único tratamiento para salvarles la vida en casos de afecciones congénitas, tumores, hepatitis o patologías crónicas que producen altos déficits de la función hepática.



En Colombia desde la década pasada se vienen realizando estos procedimientos con éxito en Medellín, Cali, Bogotá y Bucaramanga. Y se espera que con la implementación de la red de trasplantes, establecida en el decreto 2493 de 2004, se aprovechen mejor los recursos existentes.



Esto representará un significativo ahorro en la atención de pacientes con insuficiencia hepática severa, los cuales requieren frecuentes hospitalizaciones y tratamientos paliativos de gran costo.



Durante 2003 en el país se reportaron 84 procedimientos de trasplante hepático, lo que equivale a una tasa de 1,89 por millón, muy baja si se compara con otros países latinoamericanos como Argentina y Brasil, que registran tasas de 3,69 y 2,9 respectivamente.

SNE

Acerca del Autor