Un zarpazo a Mark Twain


Quisiera mencionar algunas máximas del genial escritor Mark Twain que me encantan. Empezaré con esta perla: “Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa”.

Me parece que esto ocurre muchísimo y ha sido el denominador de muchas realizaciones. Para ello me remito a casos como los de Arquímedes, Newton y Edison, por no mencionar ni a Colón, así como tampoco a Bell. Claro que hay algunos que se ingenian “la mejor empanada del mundo” hasta que, para su desdicha, muchos arrancan pronto a copiarla.

Ahora veamos esta: “El banquero es un señor que nos presta el paraguas cuando hay sol y nos lo exige cuando empieza a llover”. ¿Será esto común en los momentos actuales en los que se les ha dado a los bancos muchísimo dinero para rescatarlos de sus afugias y ellos no han devuelto casi nada a cambio a sus clientes?

Lo triste es que la banca es un servicio público y a los banqueros se les olvida que la plata que manejan no es de ellos y por ello caen con frecuencia en el efecto “plumilla” el que equivale a repetir con demasiada frecuencia a su clientela: no… no… no.
Esta otra me llegó con fuerza: “El hombre es un experimento. El tiempo demostrará si valía la pena”.

Mi adición a ella sería que es la realidad viviente de un ser que pasa por el mundo en plan de purificación y de cambio y que, si logra superar durante su vida aquellos defectos que más le afligen, podrá considerase como un verdadero victorioso.

Ricardo Tribin Acosta
Acerca del Autor