Uribe ‘coquetea’ con la extradición del paraco “Jorge 40”

El presidente Álvaro Uribe dejó en suspenso la extradición a Estados Unidos de “Jorge 40”, uno de los 16 mandos o ex jefes paramilitares reclamados bajo cargos de narcotráfico, dijeron hoy fuentes gubernamentales.


Uribe condicionó la entrega del ex paramilitar a que cumpla con los compromisos del proceso de paz de la organización AUC con el Ejecutivo, abandone las actividades ilícitas y colabore de manera efectiva “con la verdad, la justicia y la reparación”.


“El gobierno evaluará el cumplimiento de dichas condiciones”, advirtió el Servicio de Noticias del Estado (SNE) al informar de la decisión, adoptada en una resolución que Uribe firmó el pasado 9 de julio junto al ministro del Interior y de Justicia, Carlos Holguín.


“Jorge 40”, alias de Rodrigo Tovar Pupo, es reclamado por la Corte para el Distrito de Washington, “por un delito federal de narcóticos”, según indicó la agencia oficial.


Además de Tovar, el Ejecutivo ha condicionado la extradición a Estados Unidos, bajo los mismos términos, de Salvatore Mancuso, ex jefe máximo de las ahora disueltas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), entre otros ex mandos de la misma organización, que desarmó a más de 31.000 paramilitares en virtud del diálogo que mantuvo con el gobierno hasta mediados de 2006.


Tovar fue comandante del llamado Bloque Norte (BN) de las AUC, que actuó en la costa caribeña del país, y está detenido en una prisión de seguridad cercana a Medellín junto a Mancuso y una treintena de jefes desmovilizados.


Todos ellos están sometidos a la llamada Ley de Justicia y Paz, promovida por el gobierno con vistas al desarme de la organización paramilitar, que está acusada por múltiples crímenes.

Acerca del Autor