Uribe tiene su ‘Raputín’

Fabio Echeverri Correa fue en una época ‘enemigo jurao’ del entonces gobernador de Antioquia, Álvaro Uribe. En ese tiempo no se podían ni ver. Hoy, como por arte de birlibirloque, es uno de los pocos que le hablan al oído al presidente y dicen los que siguen de cerca los asuntos de palacio que sus consejos susurrados son escuchados atentamente por el jefe de estado.



Echeverri no aparece en la nómina de la presidencia y ni falta que le hace, ya que desde su rol de ‘alto’ consejero se mete en todos los recovecos de la administración, sugiriendo, declarando, mandando... y hasta ¡fastidiando!



Esta suerte de ‘Rasputín’ a la criolla se siente con tanto ‘peso en la cola’ que un buen día le cae a palos a la oposición, acto seguido le canta la cartilla a los altos mandos militares, después reta a los poderes legislativo o judicial y si se levanta con el Echeverri revuelto saca su segundo apellido para calificar y descalificar a los propios ministros del gobierno, muchos de los cuales ya no lo soportan. Los tiene ‘mamados’.



Con todo, Uribe sigue sosteniendo al incómodo personaje en la Casa de Nariño, tal como si estuviera pagando una penitencia de juventud. De su pasado común alrededor de los caballos.

Acerca del Autor