Uribe y Chávez concretaron la construcción de un gasoducto binacional

PDVSA ejecutará el proyecto y operará la infraestructura

Los gobiernos de Colombia y de Venezuela definieron este jueves la construcción del gasoducto binacional, que conectará a la ciudad de Maracaibo, en el vecino país, con la población de Ballenas en el departamento colombiano de La Guajira.



La construcción del proyecto, que se concretó luego de varios años de estudios y análisis, fue anunciada por los presidentes de Colombia, Álvaro Uribe Vélez; y de Venezuela, Hugo Chávez Frías, luego del encuentro binacional que sostuvieron ambos mandatarios en la ciudad de Punto Fijo.



Según lo acordado por los dos Jefes de Estado, el gasoducto será construido por PDVSA, la estatal petrolera de Venezuela, en cuyas manos también recaerá la propiedad, operación, administración y mantenimiento de ducto en todo su trayecto.



La obra, que se comenzaría a ejecutar en el segundo semestre del año entrante y entraría a funcionar en el 2008, tendrá un costo estimado de 230 millones de dólares, que será asumido en su totalidad por PDVSA.



La remuneración de la infraestructura obedecerá a metodologías que reconocerán la eficiencia dentro de lo que denominaron, los principios de lo justo y lo razonable.



En cuanto a la operación comercial de compraventa de gas natural, las condiciones se aplicarán tanto para el gas de exportación, como para el de importación, bajo el principio de simetría comercial.



En la declaración al término del encuentro, tanto Uribe como Chávez exhortaron a las autoridades involucradas en el avance y materialización del proyecto, para que avancen en los trámites necesarios para poner en operación el proyecto.



Sobre el tema, el presidente Uribe dijo que se trata de una obra pensada en función de la integración energética de Centro y Suramérica.



“Es muy importante concebirlo como parte de la integración energética de nuestra Suramérica y de nosotros con Centroamérica, con el Plan Panamá –Puebla”, indicó el Mandatario colombiano.



Poliducto



Adicional a este acuerdo, los dos Jefes de Estado coincidieron en la necesidad de trabajar para lograr la construcción de un oleoducto o un poliducto binacional.



“Hemos reiterado al presidente Chávez, al gobierno de la hermana República Bolivariana de Venezuela, la voluntad política de Colombia para que Venezuela construya el oleoducto o el poliducto entre los sitios de producción que definan y el Pacífico colombiano”, reveló Uribe Vélez.



El objetivo, dijo, es facilitar las exportaciones venezolanas de crudo desde un puerto colombiano hacia el Pacífico, en sus diferentes áreas, y por supuesto con la visión de los mercados asiáticos.



De acuerdo con Uribe, los dos gobiernos definieron que este proyecto tendrá también en Colombia unas estaciones que agreguen valor y que mejoren el producto.



Gasolina



De igual forma, la reunión de los dos mandatarios sirvió para definir una fórmula que permita desentrabar la comercialización de combustible en la zona fronteriza, evitando el contrabando.



De acuerdo con el presidente Uribe, a más tardar el 19 de diciembre se pondrá en marcha un proyecto binacional para que la distribución de combustibles en la zona de frontera evite el contrabando, le garantice ingresos a las personas como los pimpineros o las comunidades indígenas Wayuú que han venido participando en esa distribución informal de combustible y además, se cree un fondo binacional para ayudar en la reinvindicación social de estas zonas.



“El 19 de diciembre se reanudará -ya con la intervención de ECOPETROL, con el sistema cooperativo allí previsto, gracias a este acuerdo, a la decisión acordada con el gobierno del presidente Chávez- se reanudará ese proceso de formalización de la distribución de combustible en La Guajira”, señaló Uribe.



Según lo acordado, los ministerios de minas y energía de los dos países fijarán un precio que refleje el costo de oportunidad de las actuales formas de comercialización en la frontera, a considerar los puntos y los volúmenes de distribución de combustible y a que la relación comercial se realice directamente entre PDVSA y Ecopetrol.



De esta forma, serán las dos empresas estatales las que determinarán los medios de distribución, de acuerdo con los respectivos marcos legales y fiscales de cada país.



Las medidas se extenderán al resto de las regiones fronterizas de ambas naciones durante el primer trimestre del año entrante.



Monómeros



El presidente Uribe reveló, además, que el Gobierno colombiano decidió vender la participación que posee en la firma Monomeros colombo-venezolanos, y que la primera opción para la compra de esas acciones la tiene el vecino país.



“El Gobierno de Colombia, por la liquidación del IFI, ha tomado la decisión de vender su participación en Monómeros colombo-venezolanos, fábrica situada en Barranquilla, de gran importancia por su participación en el mercado colombiano de fertilizantes y como lo dicen sus estatutos, debemos ofrecer para que Venezuela decida si ejerce o no el derecho de preferencia”, dijo Uribe.



Y aseguró que Colombia quedaría muy a gusto que el Gobierno de Venezuela, a través de sus empresas respectivas, ejerza el derecho de preferencia e incremente su participación en la empresa, por supuesto asumiendo el compromiso de mantener el suministro de fertilizantes en Colombia.



Otros temas



Durante el encuentro los mandatarios de Colombia y Venezuela analizaron otros temas, como el de los nuevos esquemas de generación de energía.



“Hemos venido intercambiando conceptos, visiones sobre energías alternativas. Colombia ya tiene un proyecto inicial de energía eólica en La Guajira, hoy el Ministro de Minas (Luis Ernesto Mejía) le ha entregado al presidente Chávez un resumen de ese proyecto porque Venezuela se apresta también a instalar proyectos experimentales de energía eólica”, sostuvo el presidente Uribe.



Además, se planteó la necesidad de desarrollar la producción de biocombustibles, tal como lo comenzó a hacer Colombia en días pasados.



“En Venezuela han venido estudiando el tema y ya Colombia está produciendo los primeros 250 mil litros diarios de etanol, que en enero deberán ser en cuantía de un millón” puntualizó el Jefe de Estado colombiano.

SNE

Acerca del Autor