Vía libre al DGP


El Consejo de Ministros alemán aprobó hoy el decreto relativo al Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) que abre la vía al estudio genético de embriones concebidos in vitro antes de su implantación en el útero.

El Bundestag, la cámara baja del Parlamento alemán, ya había aprobado la ley correspondiente en julio de 2011, pero sólo con el decreto, que ahora deberá ser aprobado por el Bundesrat (cámara alta) se hace efectiva la medida que permite realizar pruebas genéticas.

No obstante, el DGP queda limitado a casos determinados, por ejemplo si existe un elevado riesgo congénito o peligro de aborto o muerte para el feto.

Además, el estudio genético deberá ir precedido obligatoriamente de asesoramiento a los futuros padres y de la aprobación de una comisión ética, y podrá realizarse únicamente en centros especializados.

El proyecto de ley para permitir el DGP en casos determinados, presentado hace casi año y medio ante el Bundestag entre otros por la secretaria de Estado de Sanidad, la liberal Ulrike Flach (FDP), fue aprobado entonces por 326 diputados y rechazado por 260, con ocho abstenciones.

Acerca del Autor