Volvo mejora su ‘ranchera’ ideal para todos los gustos

De 2.5 litros y 5 cilindros es una turbocargada con 218 caballos de fuerza, lo que le da una potencia única en su genero para un auto de sus dimensiones

El Volvo 2005 Station Wagon V50 ofrece un aspecto externo mucho más atractivo y moderno, mayor capacidad de carga, más anchura de vías y una superior distancia entre ejes que sus predecesores de la misma familia. Es decir, que esta versión del conocido auto sueco vino mejorada.



El frontal tiene amplias tomas de ventilación y grandes faros horizontales. Pero, como es lógico, en esta ‘ranchera’ lo que destaca es la parte posterior -su ‘razón de ser’- presidida por el amplio portón que da acceso a un profundo maletero.



El interior optimizado ofrece una consola central muy ordenada, estrecha para evitar incomodidades y de un diseño ciertamente futurista. Detrás de la misma, casi escondida, una guantera abierta permite guardar objetos, tal como si quisiéramos ‘esconderlos’ a la vista de curiosos.



Como es buena costumbre en Volvo, el tema de la seguridad se ha cuidado sobradamente. El V50 dispone de seis airbags de serie, así como el sistema de protección contra latigazos cervicales (WHIPS), sistema de frenos ABS, DSTC (control dinámico de la estabilidad y tracción), y asistencia electrónica a la frenada (EBA). De forma paralela se incrementó la rigidez del bastidor en un 34%, respecto a sus antecesores.



Este auto tiene mucha potencia y corre seguro en la carretera, lo cual es mejor apreciarlo en su acometida de las curvas, donde el conductor prácticamente no percibe la inclinación de la carretera.



La comodidad ante todo



En el apartado del confort, el V50 dispone de un climatizador automático con una fuerza poco acostumbrada en autos europeos, permitiendo a conductor y pasajeros mitigar rápidamente las elevadas temperaturas clásicas del Sur de la Florida, especialmente en veranos como el actual. El control del aire acondicionado es del tipo dual, permitiendo que conductor y pasajero puedan ajustar la temperatura a su antojo.



Por otra parte, viene dotada de ‘vidrios eléctricos’ automáticos en todas las puertas, volante y palanca de cambios forrada en cuero, retrovisores con regulación eléctrica, calentador para el panel de la puerta posterior, palanca para abrir las puertas en dos pasos y un largo etcétera que le añaden mucho atractivo. El equipo de sonido en el modelo que conduje es de gran fidelidad, con CD player para seis unidades, además de -por supuesto- radio AM/FM, con seis parlantes convenientemente distribuídos para beneficio de todos los pasajeros.



El ‘cerebro’ de esta ranchera le ofrece al conductor información de fácil acceso y todas las variantes y posibilidades pueden leerse en la pantalla del tacómetro. Su indicador de capacidad de manejo por galones de gasolina es especialmente conveniente para aquellos conductores un poco despistados.



Potencia y seguridad



Esta V50 de 2.5 litros y 5 cilindros es una turbocargada con 218 caballos de fuerza, lo que le da una potencia única en su genero para un auto de sus dimensiones. Depende de las condiciones de dotación y manejo, el vehículo puede rendir 19 millas por galón en el perímetro urbano y subir hasta 26 fuera de la ciudad. Estos son promedios que pueden subir incluso.



La Volvo V50 tiene una longitud de 4,51 metros, una anchura de 1,77 metros y una altura de 1,45 metros. El maletero del V50 dispone de entre 417 y 1307 litros, según la posición de los asientos, y la plataforma es totalmente plana lo que facilita la carga del equipaje.



En lo que se refiere a la configuración interior del V50, el asiento trasero se divide en dos secciones abatibles. Además, el asiento del pasajero delantero lleva un respaldo plano para facilitar el transporte de objetos cuando se pliega este último.



Según expertos en Volvo, a la hora de realizar el V50 se nota un especial énfasis en el diseño atractivo y al mismo tiempo un aspecto deportivo. Así, continúa manteniendo la estética característica de la marca sueca y al mismo tiempo introduce nuevos elementos en la zaga, con un diseño más deportivo, que le convierten en un sportwagon moderno, pero de una ‘enoooorrrme’ capacidad de ‘carga’ en su amplísimo maletero.



La V50 2005 de Volvo comienza en los $28,000 y dependiendo de las opciones puede llegar hasta $33,000. Visite al dealer más cercano a usted para una demostración.



Acerca del Autor