Volvo V50 T5 2006: Estilo, versatilidad y deportividad para sacar partido

El interior es una ‘revolución’, con una consola central ultradelgada, la primera de su especie en el mundo del automovilismo

Del nuevo y renovado Volvo V50 T5 del 2006 hay muchas cosas que decir y tal vez suene ‘raro’ al comienzo —un poco como la frase aquella de que ‘aquí lo que importa es el cash’—, pero creo que vale la pena destacar que resulta un auto fabuloso para aquellos que siempre buscan ‘mucha más máquina’ por cada dólar invertido. En este caso, la versión T5 justifica plenamente todos y cada uno de los $27,840 con el que despega.



Este miembro de la filial sueca de Ford posee todas las condiciones para convertirse en un ganador en el mercado norteamericano. ¡En ese camino anda! Para lograrlo, en este segundo año de su irrupción en las carreteras, la ranchera que no lo deja mal si su actividad requiere cierto lujo, exhibe un bravo motor de cinco cilindros que se muestra ‘suficiente’ en cualquier circunstancia, gracias al buen escalonamiento logrado por los ingenieros en su caja de cambios automática de cinco velocidades: la transmisión Geartronic que ofrece la dualidad de conducción manual con solo rodar su palanca hacia un lado.



El Volvo que estuve disfrutando por espacio de una semana vino equipado con un motor T5 turboalimentado de baja presión, de 2,5 litros, con una potencia de 218 caballos de fuerza a 5000 rpm. y 170 libras pie de torsión a 4400 rpm.



Si lo comparamos con su antecesor, este Volvo mejora en la versión 2006 con una nueva estructura de opciones y packs simplificados, llantas de aleación rediseñadas y portavasos mejorados. Los modelos T5 presentan ahora una función de “compresión descendente” para la marcha atrás en la transmisión manual de 6 velocidades.



“El V50 es el resultado de una estrategia de diseño consistente, en la que se ha desarrollado la naturaleza de Volvo para cada nuevo modelo”, dice Henrik Otto, Director de Diseño de Volvo Cars. “Nuestra flamante ranchera deportiva es indiscutiblemente un Volvo auténtico, pero al mismo tiempo, tiene un perfil propio, distintivo y totalmente individual”.



El interior es una ‘revolución’, con una consola central ultradelgada, la primera de su especie en el mundo del automovilismo, que crea un aura de exclusividad, simplicidad y espacio. “La consola central es un ícono de diseño para el Volvo S40”, dice Otto. “Lo que distingue al V50 totalmente renovado es la capacidad que tiene para transportar tanto gente como objetos importantes, que le permite vivir su vida a plenitud. ¡No caben dudas de que es un vehículo con una gran capacidad de por vida!”.



También es casi que ‘obligado’ destacar la gran funcionalidad de su maletero, pleno de espacio y dotado de un práctico hueco para objetos pequeños alojado sobre el dispositivo que enrolla el cubreequipaje (éste, por cierto, funciona a la perfección).



Como una de los sellos de fábrica de los autos Volvo siempre ha sido su factor de seguridad, este V50 T5 del 2006 no podía ser una excepción y por lo tanto ‘se aparta’ del resto de su segmento compacto con el uso de acero de alta resistencia, tal como en su estructura frontal, donde la casa sueca usa cuatro grados de acero diferentes, en una interacción inteligente para brindar un máximo de seguridad a los pasajeros.



“Naturalmente, nuestro objetivo reside en que el nuevo Volvo V50 sea el auto más seguro de su clase”, dice Hans-Olov Olsson, Presidente y Director Ejecutivo de VolvoCars.



Se contempla la protección contra impactos laterales mediante el uso de crossmembers extremadamente rígidos, que forman un acoplamiento tridireccional entre el borde frontal del pilar A y la base del pilar B. También se encuentran crossmembers similares en las puertas traseras. Este sistema de absorción de energía, junto con los nuevos motores estilizados de cinco cilindros, se denomina Arquitectura Vehicular Inteligente de Volvo (VIVA, Volvo’s Intelligent Vehicle Architecture) y representa un nuevo enfoque orientado al diseño de la seguridad vehicular.



Esta elegante ranchera compacta viene equipada de fábrica con un sistema de frenos antibloqueo (ABS) de 4 canales con distribución electrónica de frenado (EBD) y asistencia electrónica de frenado (EBA), para hacer que cada rodada se realice con la mayor seguridad. Por cierto, su comportamiento en las curvas es de lo mejor, lo cual no extraña, por cuanto está concebido como un vehículo para andar en cualquier tipo de condiciones.



Para concluir y se que he dejado en el ‘tintero’ buen número de detalles de su interior, pero en lo que cabe debo señalar que cuenta con asientos delanteros eléctricos, ventanas idem, control de audio en el volante, información computarizada que se despliega en el tablero y un largo etcétera que trataré de resumir señalando que en este Volvo todo parece perfectamente estudiado, desde el relajante entorno de diseño ergonómico para el conductor, hasta el gran número de detalles prácticos, pasando —obvio— por su estilo, versatilidad y deportividad, que le agregan una flexibilidad atractiva, permitiéndole sacar el máximo partido a cada oportunidad. A cada ambiente.



¿Rendimiento?, de los mejores: 24 millas por galón en la ciudad y —¡ojo!— 31 en carretera.

Acerca del Autor