…¿Y los Nule mayameros?


En esta semana estuvieron de visita unos familiares de mi esposa que viven en Bogotá y, aparte de su admiración por muchos escenarios y rincones de este sur de la Florida tan amañador, por sus calles sin huecos, por sus amplias avenidas y autopistas, por la fluidez de los vehículos que transitan por ellas (salvo contadas excepciones), por el respeto al peatón que notaron en la mayoría de los conductores, por la cantidad de obras en ejecución en las que se ve movimiento de maquinaria y a los trabajadores fajados hasta en la madrugada —¿dónde están los Nule mayameros?, me preguntaron y no supe qué responderles— también me manifestaron su asombro por el acontecimiento que encontraron en pleno desarrollo: La destitución vía referendo del alcalde fuerte de Miami-Dade, Carlos Álvarez, y de la eterna comisionada —fortísima también— Natasha Seijas.

¿Cómo fue esa vaina? ¿Así de fácil? Yo no sabía que aquí podían hacer una movida de esa naturaleza ¿Por qué carajo en Bogotá no podemos sacar de igual manera a Samuel Moreno? A ‘Torombolo’ Moreno. El hermano de Iván, ‘el terrible’ senador de mordida fácil, hijo de la ‘capitana’ María Eugenia y nieto del extinto dictador Gustavo Rojas. ¡También me quedé mudo! Bueno, apenas por un rato. Luego solté una sonora carcajada. Y es que no me imagino una jugada de esas en la capital colombiana.

Aquí le metió ganas y billete al revocatorio el multimillonario Norman Braman, por lo que me puse a hurgar en la memoria y encontré los nombres de algunos cacaos rolos con el ‘biyuyo’ que se requiere para una campaña de esas, pero no me los pude imaginar metiéndose la mano al dril para financiarlas. Más que eso —les dije a los familiares— de pronto el billete no sería el impedimento, sino la conveniencia. Prefieren tener allí a uno de los suyos, o a un bueno para nada como ‘Torombolo’, y no correr el riesgo que de repente se les cuele un personaje inmanejable.

A lo mejor financian la campaña de Gustavo Petro, quien ya saltó al ruedo a decir que a él le interesa esa ‘chanfaina’, porque ellos saben que los que nunca han tenido gallinas… ¡la mierda les parece huevo!
Alfredo Mantilla
editor@elcolombiano.net

Acerca del Autor