Yo, Mancuso, acuso

El jefe paraco declara que las 'coimas' del paramilitarismo a las diferentes autoridades nacionales estarían en el orden de los 42 millones de dólares

Las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) pagaron unos 82 mil millones de pesos (cerca de 42,70 millones de dólares) en sobornos a autoridades del país, según un testimonio judicial de Salvatore Mancuso, ex jefe máximo de esa organización.


Los sobornados pertenecían a las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional, al Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y a la Fiscalía General, precisó Mancuso, cuya declaración fue divulgada por el informativo CM& de la televisión privada.


"Toda la información la teníamos, toda", aseguró el ex jefe de las disueltas AUC, que desarmaron a más de 31 mil paramilitares en virtud de un proceso de paz con el gobierno del presidente Álvaro Uribe que terminó a mediados de 2006.


Mancuso atribuyó al "coronel Danilo González", de una fuerza oficial que no precisó, el contacto que les permitió a las AUC estar al tanto de informes de agentes y agencias estatales y obtener su colaboración en las actividades paramilitares y de narcotráfico de la organización.


La ayuda incluyó la vinculación de pilotos militares y policiales de helicópteros, precisó Mancuso, cuyo testimonio se corresponde con la versión voluntaria que ofrece de forma gradual a un fiscal de la ciudad de Medellín desde el pasado 19 de diciembre y que ha estremecido a la sociedad colombiana.


El informativo no precisó la fecha en la que el ex paramilitar entregó esta declaración, cuya más reciente parte se registró a mediados del pasado mayo.


La diligencia forma parte de la aplicación de la llamada Ley de Justicia y Paz, gestionada para el desarme de las AUC y que compromete a los ex paramilitares con la confesión plena y la reparación a las víctimas de los múltiples crímenes que se le atribuye a la organización ultraderechista.


"Todos (los pilotos) eran servicios activos de policía y algunos del ejército, porque hacían los turnos de descanso trabajando con nosotros", continuó Mancuso, y señaló que cada uno de ellos recibía nueve millones de pesos (casi 4.687 dólares) como sueldo básico mensual.


Según él, estos pilotos tripulaban aparatos pintados con los colores oficiales usados por los helicópteros del ejército y la policía, y "se utilizaban para todas las operaciones de combate, abastecimiento de tropas y lo que se necesitara, pero también para las operaciones de narcotráfico".


En este contexto, Mancuso sostuvo que las AUC pudieron producir y comercializar unas 282 toneladas de cocaína, 32 de las cuales fueron enviadas de forma directa por ellos al exterior.


La droga tenía como destino "Haití, República Dominicana, Puerto Rico, México, Nicaragua, Guatemala, Venezuela, Europa, (y) la mayor parte para Estados Unidos", indicó el ex paramilitar.


Mancuso está recluido en un presidio de seguridad cercano a Medellín y es uno de los nueve ex mandos de las AUC que Estados Unidos ha reclamado en extradición, bajo cargos de narcotráfico.


Pero el presidente colombiano, Álvaro Uribe, les prometió a los ex paramilitares que no los entregará a autoridades en el exterior, siempre y cuando mantengan sus compromisos con el proceso de paz.

Acerca del Autor