Alebrijes provocan algarabía en Ciudad de México

Un centenar de figuras de animales fantásticos, conocidos como alebrijes, desfiló hoy ante la algarabía de decenas de miles de personas que colmaron el recorrido por las calles del centro de la Ciudad de México.

Entre estos multicolores alebrijes se encontraba el de un animal fantástico elaborado por presos de una cárcel que accedieron a elaborarlo y a desfilar como parte de un programa para establecer vínculos sociales, informó el Gobierno de la Ciudad de México.

El alebrije que elaboraron los presos, al que llamaron "eligiendo mi destino", según la prensa mexicana, era una especie de roedor de dientes largos, hocico grande y crestas de dinosaurio sobre su espalda.

Montados en vehículos, los asistentes vieron pasar alebrijes como un león con el cuerpo de un reptil, una serpiente con alas de dragón, una jirafa multicolor, un tlacuache, entre otras figuras fantásticas.

En el duodécimo Desfile de Alebrijes Monumentales han participado un total de 174 alebrijes fabricados por artesanos de diversos estados mexicanos.

La policía mexicana calculó en 150.000 los espectadores que contemplaron el paso de los alebrijes desde su salida en la plaza central del Zócalo hasta su llegada al Ángel de la Independencia, un recorrido de unos cuatro kilómetros.

Alrededor de 750 policías y paramédicos, apoyados por un helicóptero, fueron desplegados por la policía local para encargarse de la vigilancia en una jornada que ha concluido sin incidentes.

Los alebrijes mexicanos tienen su origen en el trabajo del artesano Pedro Linares (1906-1992) y han evolucionado para incluir no sólo papel y cartón como materias primas, sino fibra de vidrio y otros elementos, además de incorporar técnicas como la robótica. 



Acerca del Autor