Chevrolet Camaro SS 2019: Se soltaron los caballos

¿Qué se le viene a la mente cuando escucha decir la expresión ‘muscle cars’? Si, ya sé, quizá a muchos no les diga nada, pero los que están en la jugada saben de inmediato que el tema es esa clase aparte de autos americanos poderosos e icónicos que derrochan fuerza y velocidad en cada uno de sus pistones. En ese rango juega desde hace muchos años el Chevrolet Camaro, sin duda una de las leyendas.

Esa leyenda nacida por allá en los albores de 1967, aborda 2019 con una nueva puesta en escena que incluye cambios absolutos en la parrilla, maletero y fascias. Aprovechando la transformación, también adopta un nuevo diseño en los faros LED y calaveras, así como en los rines de 20 pulgadas.

Según la casa automotriz, el nuevo frontal fue rediseñado para mejorar la aerodinámica y favorecer la refrigeración, optimizando el flujo de aire fresco.

A los cambios estéticos, se unen nuevas características tecnológicas como el simpático espejo retrovisor con pantalla de video que transmite imágenes en alta resolución desde una cámara ubicada en la parte posterior, también estrena el sistema de info-entretenimiento 3.0, cuyos menús fueron rediseñados para mayor facilidad de uso, además de conectividad con la nube para incrementar el potencial de personalización, navegación, reconocimiento de voz, apps y demás.  Cuenta con un sistema de audio Bose con ocho bocinas y un subwoofer.

En líneas generales su interior es mucho más moderno que el de su predecesor, gracias a la nueva pantalla de ocho pulgadas con sistema de navegación, amén de la posibilidad de Apple CarPlay y Android Auto.

En lo que a mi concierne, no les he mencionado lo mejor y es que tuve la fortuna de recibir el guapo de la familia para probarlo: Nada más y nada menos que el Chevrolet Camaro SS de 2019, una ‘bestia’ con motor V8 de 6.2 litros y transmisión automática de 10 velocidades,  que genera 455 caballos de fuerza y 455 lb-ft de torque, lo cual literalmente le hace saltar sobre el asfalto y ‘rugir’ de lo lindo cuando siente la más mínima presión del acelerador. Este fabuloso SS va de 0 a 60 millas en sólo 4 segundos. Además, el Camaro viene por primera vez con un sistema de advertencia de colisión delantera.

Vale anotar que al mando del Camaro SS es posible elegir entre 4 modos de manejo (turismo, sport, nieve y pista). También tiene un nuevo control de aceleramiento y bloqueo de línea, que activa los frenos delanteros para facilitar la quema de neumáticos y su imponencia.

Estar frente al volante de este poderoso ejemplar es sin duda una invitación a presionar el pedal de aceleramiento, para subir la adrenalina y sentirse como en una pista de carrera. Lástima que al final vengan los tickets y las multas por pagar, aunque ¿saben qué?, creo que a veces ¡vale la pena el sustito!

Avatar
Acerca del Autor